INFORMACIÓN GENERAL

A la cabeza en prevención

12:36hs
jueves 30 de julio, 2020

La clínica Mosconi incorporó un novedoso casco que puede utilizarse como respirador en casos leves de Covid.

Ya está en uso en hospitales y sanatorios de la Región Capital un casco desarrollado en Argentina para ventilar a pacientes que estén cursando la enfermedad causada por el Coronavirus.

Entre los primeros establecimientos en sumar el dispositivo, la Cooperativa de la Salud Clínica Mosconi recibió en los últimos días la visita de personal de “Capital Implants”, empresa que desarrolló el ‘NIV/CPAP Helmet’. El objetivo de la visita fue capacitar al personal del establecimiento berissense en el uso del novedoso aparato.

Salvador Espósito, presidente de la Cooperativa de la salud brindó detalles sobre la adquisición del dispositivo. “Hace dos meses observé una publicación sobre cómo cuidar el traslado de los pacientes con Covid-19 dentro de las salas, para resguardar de contagios al personal de la salud. Esto no suple al respirador; es para casos leves de pacientes que pueden así sentir un alivio. Además hace que las secreciones dentro de la capsula no lo invadan y lo ahoguen”, detalló.

“Tenemos cuatro respiradores digitales y el casco lo compramos porque si llega a existir una situación de extrema necesidad, sería un respirador más para casos no tan críticos. Esta aparatología nos sirve también para aislar al paciente y poder trasladarlo con comodidad para sacar una placa o para practicar una tomografía. También puede caminar porque viene adaptado una especie de nebulizador en donde le envía aire comprimido para que el paciente pueda seguir respirando”, indicó además Espósito.

A la Mosconi se le sumaron en el uso del casco varias clínicas del territorio bonaerense y el hospital El Cruce. “Además del hospital El Cruce que adquirió estos aparatos, somos los únicos en la región que los compró, aunque tampoco es para aplaudir ni nada porque estamos invirtiendo un montón de dinero en insumos descartables para cuidar a nuestras compañeras, enfermeras, mucamas y médicos para que no le pase nada a nadie. Estamos todos trabajando en equipo para sacar la cooperativa adelante”, mencionó.

¿Cómo funciona?

Desarrolladores de la empresa “Capital Implants” explicaron que los pacientes con COVID-19 pueden presentar diversos grados de dificultad para respirar y en un alto porcentaje la indicación del casco permite su recuperación. Su utilización permite además que los respiradores queden disponibles para los casos más graves.

“Al aislar la cabeza del paciente, el personal que lo asiste puede estar más protegido ante eventuales contagios. Además de ser mucho más económico que un respirador y aliviar el uso de espacios en terapias intensivas, el paciente puede hablar y escuchar, caminar, leer y hasta dormir con el casco colocado”, señalaron desde la firma de insumos sanitarios.

El sistema de válvulas que utiliza permite dos tipos de uso: el modo CPAP genera una corriente continua de aire u oxígeno que se inyecta de las líneas de ventilación disponibles en las cabeceras de las camas de internación. El modo NIV, en cambio, permite conectarlo por dos vías a un controlador que mide la composición de los gases de entrada y salida.


Otras noticias

EL MUNDO DE BERISSO © 2020 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web