INFORMACIÓN GENERAL

Consulta popular por la construcción de una nueva planta potabilizadora

11:02hs
domingo 9 de agosto, 2020

Los ciudadanos podrán emitir observaciones hasta el miércoles. La obra se ejecutaría junto a la actual planta de Punta Lara y abastecería a los tres distritos de la Región Capital.

Hasta el miércoles 12, usuarios, organismos gubernamentales, ONG’s y público en general podrán emitir observaciones referidas al proyecto que contempla la construcción de una nueva planta potabilizadora para abastecer de agua corriente a zonas de los partidos de La Plata, Berisso y Ensenada.

La consulta se desarrolla en forma virtual dado el contexto y los interesados podrán hacer llegar sus opiniones a consultapublicapp@gmail.com. El procedimiento es parte de un modelo de gestión participativa tendiente a incorporar las sugerencias y propuestas que los actores sociales consideren pertinente. Siete días después de finalizado el período de consultas, se publicará el documento con las respuestas. Para contar con la información necesaria se puede descargar documentación vinculada en el sitio www.gba.gob.ar/dipac.

Una obra necesaria

Actualmente el área de concesión de ABSA tiene como su componente principal la planta potabilizadora Donato Gerardi que cuenta con una cisterna de 48 mil metros cúbicos y se abastece de agua del Río de la Plata desde el canal de toma ubicado en la costa de Punta Lara. El recurso es potabilizado a través de un proceso tradicional de coagulación, floculación, sedimentación y filtración; finalizando con la desinfección mediante cloro.

La nueva planta permitiría atender la creciente demanda de los tres distritos de la región, dado el crecimiento que experimentó su población en las últimas décadas. En la actualidad se bombean unos 12 mil metros cúbicos de agua por día, pero la región necesita cerca de 30 mil para abastecer con eficiencia a todos los vecinos, por lo que la obra sería clave para garantizar la calidad del servicio.

Plan de ejecución

Para la etapa 1 del proyecto el presupuesto oficial calculado es de $ 5.443.098.603,66 y el plazo de ejecución sería de 900 días corridos. El financiamiento se obtendría a partir de un préstamo del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

Para la segunda etapa, se calculó un presupuesto de $3.125.760.358,00, con un plazo de ejecución de 720 días corridos. El financiamiento se resolvería en este caso a partir de un préstamo del Fondo Kuwaití para el Desarrollo Económico Árabe.

El organismo ejecutor de las obras, una vez que se avance en las instancias previstas, será la DIPAC (Dirección Provincial de Agua y Cloacas) del Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos. Una vez concluida su construcción, la planta será transferida a ABSA.

Impacto Ambiental

El Estudio de Impacto Ambiental y Social es una herramienta predictiva destinada a identificar o pronosticar los impactos tanto positivos como negativos que el proyecto provocará en el sitio de emplazamiento y su área de influencia. Éste se encuentra en proceso de validación por parte de la OPDS y puede consultarse también en el espacio virtual de la DIPAC.

A tener en cuenta

Las obras generarían sin duda un mejoramiento en condiciones sanitarias y calidad de vida de la población de la región. Desde el punto de vista económico, requerirán la contratación de mano de obra para la fase constructiva, lo que también sería un buen disparador económico.

En este tipo de obras, se aconseja la contratación de personal local, lo que podría derivar en consecuencias positivas en el resto de las actividades económicas de consumo y prestación de servicios que se dan en el área. Ya en funcionamiento, la planta también requeriría de mayor personal.

Al margen de la necesidad de contraer deuda para ejecutar la obra, aparecen otros aspectos que también se ponen a consideración de los habitantes de la región. Entre ellos figura el impacto que generaría en la vida cotidiana la construcción, teniendo en cuenta el necesario incremento en el movimiento vehicular y de maquinaria, así como el impacto temporal que se generaría en agua superficial, suelo, actividades recreativas y económicas, para citar algunas.

En cuanto al medio biótico, se identifican dos sectores cercanos al área de proyecto con vegetación de particular interés y valor para la conservación. Además deberán extraerse las especies vegetales asentadas sobre la traza de la obra, lo que conforme a los responsables del proyecto se compensará con la reforestación de sectores afectados.

La obra requerirá además de energía para la operación de la maquinaria, hecho que podría acarrear presión sobre el sistema eléctrico, aunque ‘de muy poca envergadura’ conforme a lo que a priori evalúan en la órbita ministerial.


Otras noticias

EL MUNDO DE BERISSO © 2020 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web