POLÍTICA

El PRO Berisso busca construir una alternativa sólida de cara a las legislativas

9:17hs
jueves 29 de octubre, 2020

A través de un comunicado emitido en los últimos días, el PRO de Berisso, representado por Manuel Simonetti y Alberto Amiel, respectivamente presidente y vice del partido, informó que trabaja intensamente en su organización interna y en la cristalización de acuerdos con fuerzas políticas que adhieren a la defensa de los valores republicanos. El objetivo, plantearon desde el espacio, es ofrecer en las próximas elecciones de medio término, una propuesta que represente una alternativa para ciudadanos que ‘no vacilan en salir a la calle para defender esos valores’.

A través de un texto titulado “Ante un panorama desolador, una luz de esperanza”, que puede leerse completo a continuación, el PRO hace hincapié en la necesidad de fortalecer una propuesta que se oponga al que identifica como un retroceso en la lucha contra la corrupción. En tal sentido, arremete con duras críticas contra anteriores administraciones kirchneristas y contra la que encabezan ahora Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, cuestionando, además de su ‘intromisión’ en el Poder Judicial, políticas que impulsa en el campo de la seguridad, la pandemia y la propiedad privada.

ANTE UN PANORAMA DESOLADOR, UNA LUZ DE ESPERANZA

Después de arduas gestiones en el Congreso de la Nación hace un tiempo  la sociedad argentina observó, con moderada satisfacción y muchas expectativas, que el Estado  comenzaba a recuperar algunos de los valiosos bienes que le habían sido sustraídos como consecuencia de la fenomenal corrupción que se instaló durante la anterior gestión kirchnerista.

Luego, el cambio de los aires políticos que produjo el último proceso electoral revirtió totalmente la situación: hoy vemos asombrados como el gobierno devuelve dichos bienes a los mayores corruptos, titulares de las empresas que cometieron actos de corrupción que no tienen parangón en nuestra historia.  No sería de extrañar que dichos grupos, que siguen gozando de otros favores del Estado, como disponer de amplísimas moratorias, vuelvan ahora a presentarse y ganar licitaciones de la obra pública, tal como lo hicieron en  el pasado, favorecidos por funcionarios igualmente corruptos.

Contarían para ello con una ventaja adicional, ante el anuncio oficial de que la Oficina Anticorrupción dejará de ser querellante en las causas por corrupción en  las que el Estado es parte “por falta de personal”.

Para un Estado elefantiásico como el nuestro, se trata de una explicación realmente ridícula, sobre todo en momentos en que el Estado acaba de anunciar la creación del NODIO, un organismo destinado  al control y seguimiento de noticias consideradas maliciosas.  Para ello, sus responsables cuentan con un importante presupuesto y está prevista la designación de numerosos agentes.

A pesar de que desde el Estado se dice que no se busca perseguir a nadie, dando un paso firme hacia la instauración de la censura, el Senador Parrilli, conocido por poseer testículos de gran tamaño, según nos ha informado la ex Presidente de la Nación, pidió que ese organismo se encargue de  investigar la difamación deliberada y mal intencionada que los medios de comunicación ejercen sobre los dirigentes políticos”.

Si algo faltara para configurar un panorama sumamente inquietante en la materia, hace pocas horas se conoció la decisión del juez Ramos Padilla (de Justicia Legítima)  de ampliar el procesamiento del periodista Daniel Santoro en una disparatada causa en la que investiga una presunta red de espionaje ilegal.

Es realmente desolador el  paisaje que ofrece hoy la  República Argentina: tenemos un problema cambiario que no augura sino altos niveles de inflación, mayor recesión, desabastecimiento, y más desempleo; ese plexo de malas noticias es el resultado esperable de la absoluta falta de credibilidad que sufre el gobierno  incluyendo a todos los sectores de la coalición en el poder.

Un gabinete presidencial que sin dudas debe ser el peor de la historia nacional no puede dar soluciones a los graves problemas que sufrimos, los que se han visto agravados por la ineptitud de quienes deberían corregir la situación.

La lucha contra el Covid 19, en la que el gobierno empeño sus mejores esfuerzos durante meses, con un costo económico y social tremendo, culmina en un fracaso estrepitoso. Nos creíamos un ejemplo para el mundo, hoy somos el hazmerreir de los países serios. Sin prisa pero sin pausa estamos llegando a ocupar un sitial en el grupo de las sociedades más afectadas, tanto en el número de infectados como en el de muertos por millón.

Mientras tanto, los argentinos observan asombrados como se reiteran en diversos puntos del territorio nacional las usurpaciones de tierras, ante un Estado que permanece inmóvil, cuando no las impulsa y las acompaña.  El espectáculo de funcionarios (y funcionarias) del gobierno nacional participando de la toma de tierras es un acontecimiento que muchos pensábamos que no veríamos  nunca.  Los reclamos por tierras dan lugar también a la toma de sedes municipales, casualmente en distritos gobernados por la oposición.

En medio de una disputa perpetua e irresuelta entre los responsables de la seguridad en la Nación y la provincia de Buenos Aires, el drama de la inseguridad se agrava todos los días. Ante esa falta de seguridad y la inacción de la Justicia cobra fuerza y preocupa la tendencia de muchos pobladores a hacer justicia por propia mano.  El far west está a la vuelta de la esquina.

Podríamos agregar muchos otros temas a esta lista tan deprimente.

Pero lo que más preocupa es que mientras todo esto sucede en la República Argentina, el kirchnerismo avanza sin pausa en el tema que realmente le preocupa: apoderarse de la Justicia para garantizar la impunidad de la ex presidente y sus secuaces en los gravísimos hechos de corrupción en los que están involucrados.

A los embates contra la Corte Suprema de Justicia y los jueces Bruglia, Bertuzzi y Castelli (son 59 los que están en esa situación, pero justamente se busca desplazar a los tres que tienen que investigar a la ex presidente), las mil argucias con las que se busca sacar del cargo al Procurador Casal, un funcionario de impecable trayectoria, señalan claramente que el objetivo es controlar la justicia, colocando jueces y fiscales amigos.

La división de poderes, una justicia independiente, la vigencia de las instituciones republicanas, no importan para quienes no creen en la Democracia representativa y en realidad quieren voltear la Constitución Nacional, porque  consideran que consagra principios del demoliberalismo burgués que no interesan al sector de la población que los vota.

Ante este cúmulo de desgracias, el PRO de Berisso  está trabajando activamente en su organización interna y en la cristalización de un elaborado conjunto de contactos con las fuerzas políticas que de manera auténtica encarnan los genuinos valores republicanos.

Nuestro objetivo es poder ofrecer a la masa ciudadana que en todo el país no vacila en salir a la calle en defensa de esos valores una alternativa apta para poder recuperarlos a partir de las elecciones de medio término del año 2021.

Etiquetas en la noticia

comunicado pro berisso

Otras noticias

EL MUNDO DE BERISSO © 2021 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web