INFORMACIÓN GENERAL

Las recetas de IOMA ahora son electrónicas

11:41hs
viernes 11 de diciembre, 2020

Como la credencial digital y la clave token, la herramienta aporta agilidad y seguridad en el acceso a medicamentos y prestaciones.

La incorporación de herramientas digitales para facilitar el acceso a distintas prestaciones fue uno de los objetivos en los que trabajó intensamente el IOMA en los últimos tiempos. La idea es, como explica el titular de la obra social, Homero Giles, dejar atrás un sistema que por décadas se caracterizó por intrincados circuitos burocráticos, para que los más de dos millones de afiliados se vean librados de contratiempos que hasta no hace tanto eran moneda corriente.

La novedad de los últimos tiempos tiene que ver con la incorporación de la receta electrónica, iniciativa que se diseñó en el contexto de la pandemia, para librar a los afiliados de trámites presenciales en días de cuarentena. En ese plano, se había puesto en marcha inicialmente un nuevo sistema para la compra y entrega de medicamentos oncológicos.

La receta electrónica es una herramienta que, además de facilitar y agilizar el circuito de dispensa de medicamentos ambulatorios con más transparencia, otorga seguridad al acto médico de la prescripción, permite generar la historia farmacológica unificada de cada paciente; consultar los medicamentos indicados por otras y otros profesionales a la misma persona e incorporar las indicaciones del tratamiento.

La persona afiliada puede conservar la receta electrónica en su celular, sin necesidad de llevarla impresa a la farmacia, aunque también es viable la opción de la impresión o el envío por correo electrónico. Se completa con los mismos datos de los recetarios actuales y se accede a ella desde la web, en Autogestión ‘Afiliadas/os’, y en Portal ‘Afiliadxs’. Clickeando el botón “Receta electrónica” se accede a todas las que fueron emitidas por cada profesional médico.

Por su parte, los prestadores ingresan a través de la web IOMA en Autogestión Prestadores, donde el sistema les permitirá buscar el vademécum en línea, codificar el diagnóstico y hacer transcripciones médicas. También podrán generar recetas de manera secuencial, acceder a una historia farmacológica, y validar online el estado de afiliación otorgando seguridad del reconocimiento de la prestación realizada.

La prescripción se genera desde la web, en Autogestión Prestadores, luego de registrarse y darse de alta con los datos necesarios. Si los profesionales están declarados en convenios con entidades, el sistema los va a preacreditar a través de las asociaciones, instituciones, y está abierta a quienes trabajan de manera particular.

Capacitación y otras herramientas digitales

La obra social viene desarrollando jornadas virtuales de capacitación en conjunto con diferentes profesionales convocados a través de Federaciones, Agremiaciones y Círculos Médicos. Estos encuentros están destinados a efectores y prestadores de salud de todo el territorio bonaerense y el personal que tiene a cargo el desarrollo de las tareas administrativas, con el objetivo de compartir la información referente a estas nuevas herramientas tecnológicas.

Los cambios digitales incluyen, además de la receta electrónica, la credencial digital y la clave de validación de prestaciones token, que incidirán de manera positiva en las evaluaciones de auditoría, medición de resultados, calidad de atención y mejora en los actos prestacionales.

La credencial digital ya está disponible y accesible desde el sitio oficial de IOMA y puede ser utilizada junto a las ya existentes. Si bien es complementaria, se recomienda su pronta utilización porque a la brevedad será la obligatoria. El objetivo, se señaló desde el Instituto, no es cambiar los procedimientos sino ‘agilizarlos’. “Si una persona no lleva su credencial a la consulta, cada profesional puede dar curso a la prestación porque puede acceder a sus datos de forma digital”, aclaran fuentes de la obra social.

La clave de validación de prestaciones token, en tanto, pretende agilizar los procesos de autorización de prestaciones, de modo que la población afiliatoria no deba concurrir con tanta frecuencia a las Delegaciones, dotando al proceso con mayores elementos de seguridad y sumando posibilidades de autogestión.

De esta forma, así como una persona puede ver su credencial, también podrá visualizar un código dinámico de seguridad de 6 caracteres, que va rotando y es válido para una única persona y un único momento. La herramienta permite que los prestadores puedan scannear los códigos, lo que aportará también ventajas al momento de la facturación.

Etiquetas en la noticia

electrónica ioma receta

Otras noticias

EL MUNDO DE BERISSO © 2021 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web