INFORMACIÓN GENERAL

Lo que dejó la semana seca

10:49hs
domingo 31 de enero, 2021

Antes de que llegaran las lluvias que tendieron un manto de piedad, una intensa ola de calor azotó gran parte del país, situación que en Berisso y otros puntos de la región se vio particularmente agravada por la falta de agua corriente.

Si bien las falencias en el suministro vienen dando pie a quejas permanentes por parte de los usuarios, el aumento de la temperatura generó una explosión de reclamos que los vecinos plantearon en contacto con los medios, a través de redes sociales y en mensajes dirigidos a la empresa ABSA, a cargo del servicio, así como a autoridades provinciales y comunales.

Los planteos surgieron en casi todos los barrios del distrito, pero variaron en cuanto a matices. Por un lado hay usuarios que por momentos carecen por completo del suministro. Otros exponen que el agua ‘sale’ pero con tan baja presión que nunca alcanza ‘para llenar el tanque’.

Una vecina de 155 y 14 aseguró que es tan delgado el hilo de agua que sale que no pueden si quiera lavarse las manos o llenar un balde. “No podemos higienizarnos ni limpiar la casa porque no sube nada de agua al tanque”, señaló.

Una situación similar fue la expuesta a inicios de la semana que pasó por numerosos vecinos de Barrio Obrero, Villa Nueva, Villa Progreso, Villa Roca, Barrio Náutico y Barrio Banco Provincia, por citar solo algunos ejemplos que pueden repasarse visitando nuestras redes sociales. Algunos usuarios manifestaron directamente no tener servicio ‘desde hace más de una semana’.

Otro de los problemas a los que muchos berissenses hacen referencia tiene que ver con la coloración, olor y sabor del agua, propiedades desvirtuadas que evidentemente no la hacen apta para el consumo. Una mujer que vive en Montevideo entre 27 y 28 manifestó por ejemplo que además de la falta de presión ‘la poca agua que sale es marrón y parece mermelada’. “Nos están intoxicando. Hice 24 reclamos a ABSA y llegué hasta la Autoridad del Agua, en donde me dieron un nuevo número de reclamo. Pero hasta ahí llega todo. Desde agosto estoy con este problema”, compartió.

Párrafo aparte exige la situación que viven los vecinos de Santa Teresita y Altos Los Talas, en donde el servicio de agua potable, más allá de la época del año, no llega por obras que parecen condenadas a nunca concluirse.

Al cuadro de la situación general se suman finalmente los pedidos particulares de vecinos que experimentan inconvenientes con las conexiones fuera de sus domicilios, como es el caso de quienes tienen pérdidas de agua en veredas, que en algunos casos llevan meses solicitando la presencia de cuadrillas de mantenimiento.

Interrogantes

Fuentes de ABSA explicaron que las altas temperaturas generan un mayor consumo de agua y que cuando esa demanda se sostiene por muchos días, las redes se ven sobre-exigidas. “Por eso insistimos en el cuidado del recurso y en el uso responsable”, observaron, aunque sin precisar cuál es el punto en el que el sistema colapsa o si existen soluciones paliativas que pudieran atemperar el problema, a la espera de que se construya la nueva planta potabilizadora (ver abajo).

El martes a la noche, la administración municipal explicó a través de un comunicado de prensa que la problemática de abastecimiento de agua “reviste una inmensa complejidad en Berisso y en toda la región, a la que se suman dificultades estructurales de larga data y deterioro sufrido en los últimos años”.

También se aseguró que en estos días se realizaron gestiones ante ABSA que derivaron por ejemplo en la reparación de una cañería de 400 mm que nunca había sido puesta en servicio. “Esa obra, que se puso en marcha por primera vez, sufrió una rotura generando puntos de filtración por debajo del asfalto, posterior a la apertura de la válvula que permitiría recibir el caudal de agua”, argumentaron desde la Comuna, aunque sin revelar qué porción de la crisis generalizada está asociada a dicho problema.

En un plano más general, y haciendo referencia a todos los barrios que enfrentan deficiencias en el suministro, se explicó que a las gestiones ante ABSA se sumaron otras ante organismos nacionales y provinciales, con el fin de solicitar financiamiento para ejecutar obras que mejorarían la situación. “Teniendo en cuenta que el Municipio no cuenta con recursos económicos propios, se trabaja en la búsqueda de fuentes de financiamiento para la ejecución de esas obras”, se aclaró, informando que en el plano de las respuestas inmediatas se decidió instalar tanques de diferentes capacidades en varios puntos del distrito. Merced al aporte de los ministerios de Desarrollo Social de Nación y Provincia, se efectuó la entrega de numerosos bidones, mientras que en articulación con ABSA, se incrementó el número de vehículos de transporte para distribuir agua en la zona de Los Talas.

Finalmente, se advirtió que ABSA tenía previsto concretar a fines de 2020 obras de recambio de cañerías en la zona de la calle 143 y Avenida 60 para generar una mayor presión en los barrios de la zona, obras que no pudieron iniciarse debido a que no se efectuó el giro de fondos establecido.

Más allá de soluciones parciales que van ensayándose, las esperanzas de la administración comunal, como las de la provincial y las de la propia empresa están cifradas en que avance la obra ya licitada mediante la que se construirá una nueva planta potabilizadora que producirá 10 millones de litros de agua por hora.

“La obra tiene un presupuesto de alrededor de 6.200 millones de pesos y se encarará a través de la Subsecretaría de Recursos Hídricos dependiente del Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos de la provincia de Buenos Aires”, recordaron desde la Comuna.

Oficina municipal para reclamos

También a inicios de la semana que pasó, la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) difundió que siguen recibiéndose denuncias respecto del servicio que presta ABSA. Cabe recordar que en el marco de la Ley Nacional de Defensa del Consumidor (24.240), la OMIC Berisso también atiende reclamos relacionados con servicios de telefonía celular, fija, gas, electricidad y compras en general.

Érica Mosny, responsable de la OMIC, explicó que la oficina trabaja con una línea telefónica y un correo electrónico en donde se reciben los reclamos y con un plantel de cuatro abogados que asesoran a los usuarios y presentan las demandas a las empresas según corresponda.

“En tiempos sin pandemia recibimos la denuncias y fijamos audiencia entre las partes para llegar a una solución. Actualmente, las empresas se manejan únicamente vía mail o en excepciones por Zoom y es por estas vías que presentamos los reclamos y adjuntamos la documentación que nos acercan los usuarios”, detalló.

Los reclamos pueden plantearse al 461-2010 o escribiendo por correo electrónico a omicberisso@gmail.com. La Oficina funciona en Montevideo y 8, de lunes a viernes de 8:00 a 14:00.

Consultada puntualmente sobre las denuncias vinculadas con el servicio de agua, la abogada aseguró que si bien se reciben durante todo el año, la temporada estival concentra el mayor número.

“Esta semana explotó todo y recibimos una gran cantidad de reclamos. Estamos en contacto con los abogados de ABSA y hacemos todo lo que está a nuestro alcance. Cuando no tenemos respuesta mandamos al organismo de control, que es la Autoridad del Agua (ADA)”, indicó.

Hackers

Por su parte, ABSA informó que el servicio de atención al cliente por canales habituales como su línea telefónica y su sitio web, se vio afectado el pasado fin de semana “por un ataque cibernético por parte de hackers, que vulneraron la seguridad informática e ingresaron a los sistemas provocando dificultades y complicaciones en la operatividad”.

Para transmitir tranquilidad sobre la seguridad de los datos, fuentes de la firma agregaron que la información sensible de los usuarios y la empresa se encuentra resguardada y que la denuncia sigue su curso en el Juzgado Federal 1 de La Plata.

Etiquetas en la noticia

absa agua Berisso crisis presión reclamo

Otras noticias

EL MUNDO DE BERISSO © 2021 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web