DEPORTES

Estrella ya es dueño de las tierras en las que se erige su estadio

Un largo camino a casa

20:16hs
sábado 13 de febrero, 2021

Una década después de su fundación, Estrella de Berisso pudo concretar el anhelo de tener un campo de juego para competir en los torneos futbolísticos de la Liga Amateur Platense. En aquellos primeros años de la década del ’30 del siglo XX, la Cebra se establecía en la manzana comprendida por las calles Habana (162) y Asunción (163) entre Génova (7) y Barcelona (8), arteria esta última que luego se denominaría Domingo Leveratto.

El predio no tenía grandes dimensiones, pero se convirtió en ‘tierra de campeones’, permitiendo al equipo berissense iniciar un camino que décadas después lo convertiría en el más ganador de la Liga.

Durante algo más de 40 años, fue ese lugar el de la cita obligada para ver a Estrella. Allí se jugaron por ejemplo aquellos partidos de la histórica campaña de 1971, donde el equipo accedió a un cuadrangular final para tratar de clasificar al Torneo Nacional de AFA de primera división. Por aquellos días, teniendo en cuenta la inexistencia de tribunas, se colocaban en el predio semirremolques playos, que permitían al público ver los partidos con algo más de comodidad.

Pocos años después de aquella gran campaña se tomó la decisión de vender media manzana, por lo que el sector que da a calle 162 entre 7 y 8 quedó en manos de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, que construyó allí una sede con la que sigue contando en la actualidad.

Si bien reportó el ingreso de dinero para construir la edificación en dos plantas donde se ubica la biblioteca Pestalozzi y la sede social, sobre calle 163, la decisión dejó al futbol sin un lugar físico donde cumplir sus compromisos liguistas.

Fue el principio de un largo peregrinar por distintos escenarios, siendo el más utilizado el antiguo campo de juego del club Trabajadores de la Carne General San Martín, ubicado sobre el Parque Cívico, en un espacio convertido desde hace años en un espacio verde sin alambrados.

Quiso el azar

Fue un hecho insólito y fortuito el que permitió que el albinegro conservara su cancha de Avenida Génova durante cuatro décadas. En 1937, siendo Berisso un barrio periférico del Partido de La Plata, el Concejo Deliberante platense aprobó un proyecto para construir una plaza que llevaría el nombre de Almafuerte en homenaje a Pedro Bonifacio Palacios, poeta oriundo de La Matanza fallecido en La Plata.

Algo ‘imprecisa’, la orden a los trabajadores que se encargarían de la labor fue ir a demarcar el terreno ‘que está sobre la Génova, donde hay ubicada una cancha de futbol’.

Los trabajadores del Corralón municipal platense se llegaron al lugar y lo primero que vieron fue que efectivamente había una cancha sobre la Génova. Lo que ignoraban es que ése era el predio que utilizaba un club de aquella época llamado “Oriente”, e hicieron la demarcación donde actualmente se ubica la Plaza Almafuerte.

Alguien se percató del error luego de concluido el trabajo, por lo que la cancha de Estrella, a pocas cuadras en dirección a Avenida Montevideo, quedó ‘a salvo’.

La locación definitiva

Ya en la década del ‘90, la dirigencia de la institución se trazó la misión de encontrar un sitio en el que Estrella pudiera ser local. Después de arduas gestiones se consiguió en 1991 que el Concejo Deliberante habilitara la firma de un Comodato por 15 años para que la cancha de la Cebra estuviera en un predio de 8 y 169, junto a la pista Olmi Filgueira y detrás del Gimnasio Municipal. Pasaron un par de años para que la Cebra pudiera ser local en su propia cancha.

En el año 2005, la Comisión Directiva albinegra decide planificar y construir los nuevos vestuarios sobre la cabecera que da al Gimnasio Municipal. Tras replantearse las bases, se empezaron a construir 180 m2 de mampostería y se decidió bautizar al predio con el nombre de un ex-presidente del Club, José Manuel ‘Chiche’ Vicente, quien impulsó las primeras acciones para poder aprovechar el citado predio.

En 2006, los directivos de la Cebra consiguieron que la Municipalidad, con la correspondiente validación del Concejo Deliberante, extendiera por otros 15 años el comodato para utilizar el predio.

A pesar de ser un terreno cedido de manera provisoria, siempre se quiso como propio, por lo que las mejoras fueron sumándose en forma continua.

La llegada del Centenario impulsó a la dirigencia a trabajar aún con más ahínco para lograr el traspaso definitivo de las tierras. Y el desenlace satisfactorio para el pueblo albinegro llegó el mismo día del cumpleaños número cien, cuando autoridades municipales entregaron la documentación que acredita la posesión del predio, tras la aprobación por unanimidad en el Concejo de una iniciativa que promoviera la concejal Mariela Méndez y la correspondiente promulgación del intendente Fabián Cagliardi.

El terreno en el que Estrella juega en la actualidad sus partidos oficiales recibió más de 400 camiones de tierra para alcanzar el nivel necesario.

En los primeros tiempos, se adoptó una solución humilde pero apropiada y eficaz para dotar de infraestructura básica al predio. Se instalaron así tres containers de transporte marítimo, dos de ellos acondicionados para oficiar de vestuarios y el tercero para ser ocupado por la prensa y por los responsables de las ocasionales transmisiones radiales. Fueron varios los socios que trabajaron en forma incansable para efectuar las conexiones de agua y desagües.

Con el tiempo, se pudo avanzar en mejoras que cambiaron notablemente el aspecto del predio, ya que se construyeron nuevos y cómodos vestuarios y una antesala, además de oficinas de servicio y un lugar para el trabajo más eficiente y cómodo des cuerpo técnico, tanto de mayores como de divisiones inferiores.

También se colocó parte del paredón perimetral de cemento, se agregaron luces artificiales para poder entrenar de noche y se construyeron baños y buffet para los sectores local y visitante.

Además, se construyó una tribuna de cemento de 21 metros de largo por 7 escalones, lo que demandó un gran esfuerzo que fue solventado con recursos propios del club y la ayuda de un grupo de simpatizantes. Entre las últimas novedades en cuanto a infraestructura figuran la generación de una sala para el riego de la cancha y la construcción de un Salón de Usos Multiples para las reuniones de las diferentes categorías, bautizado “Salón del Tricampeón” en reconocimiento a la trifecta de torneos obtenida entre 2006 y 2007.

Etiquetas en la noticia

Berisso cancha estrella

Otras noticias

EL MUNDO DE BERISSO © 2021 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web