CULTURA

Esteban Licht, un artista ‘estelar’

21:26hs
sábado 20 de febrero, 2021

“Los cielos parlantes” es el último video oficial de la banda Estelares. Se filmó en una vieja casona de Villa Elisa y desde su estreno, el 24 de enero, suma casi 40 mil reproducciones. El protagonista masculino del clip es el Esteban Licht, vinculado desde su adolescencia al arte, a través de vertientes como imagen, indumentaria y moda.

La atracción por las poses y las figuras llevaron al berissense a dar en el año 2000 sus primeros pasos en la fotografía, con Yuyo Pereyra. Sumergido en el mundo de la imagen, comenzó luego a explorar las posibilidades de cuerpo a través de la actuación. Durante siete temporadas integró las filas del Teatro Comunitario y se sumó a las clases de clown que dictaba Clementina Zir. Hace ya una década está involucrado además con las danzas contemporáneas, sumando más acá en el tiempo actividades de acrobacia y palo chino en la ciudad de Buenos Aires y una fase de formación en la carrera de Producción de Modas y Asesor de Imagen de la Escuela Argentina de Moda.

Junto a su sobrina trabajó para casas de ropa de la ciudad de La Plata y produjo trabajos fotográficos con modelos de la Escuela de Anamá Ferreira.

“Siempre me inquietó todo lo vinculado a la imagen. Me defino como alguien esteta, muy estético en todo lo que quiero mostrar. Nada se muestra al azar. Siempre hay una construcción de la imagen, en todo lo que muestro. Siempre está pensado”, define a la hora de describir los parámetros que rigen su actividad.

En el devenir de su carrera, Esteban pasó a estar del otro lado de la lente, como modelo y protagonista de historias, haciendo modelaje en vivo, videos, desnudos.

“Luna Madre” fue el primer trabajo que desató un efecto dominó que lo vinculó a nuevos artistas plásticos y fotógrafos. Así se multiplicaron las propuestas para modelar.

“Yo no tengo un cuerpo hegemónico y mostrar eso me parecía importante, aunque por entonces no lo estuviera naturalizando. Poder mostrarse con el cuerpo que uno tiene: ni alto, ni gordo, ni flaco, ni lo que sea. Todos podemos ser lo que queremos ser, siendo lo que somos”, reflexiona.

Es un concepto que también aplica a la danza, donde además de integrar elencos, es vestuarista. “Siempre me hice las prendas para bailar y, viendo mi trabajo, me pedían cosas. Fue entonces que con un amigo comenzamos en sociedad un proyecto que bautizamos ‘La cicuta’, dedicándonos a la confección de faldas” explica en relación a un proyecto que lanzaron mientras se declaraba la pandemia, allá por marzo de 2020.

Almodóvar y Estelar

En el camino se cruzaron Daniel Tau y Nuria Vázquez, para realizar un homenaje a Pedro Almodóvar y Joaquín Sabina. Esta vez Esteban no sólo buscaría la locación; también sería parte del video.

El personaje lo construyó a partir del vestuario y algunos elementos que puso en juego para entrar en diálogo con el resto de los personajes. La filmación fue en pandemia. Durante el rodaje no se cruzó con ningún compañero. Cada uno, grababa su parte que luego se ensamblaría en post-producción. Fue, según define, un verdadero desafío. “Poder construir un personaje en solitario para que armonice con el resto de los integrantes no fue un trabajo sencillo”, advierte.

La danza butoh fue un elemento clave que utilizó Esteban para darle vida a su personaje. El rodaje se llevó adelante durante una jornada en un bar de Buenos Aires donde trabajaron bajo estricto protocolo cuando permitieron este tipo de actividades. El producto final fascinó a la protagonista y ahora trabajan para una nueva obra musical que se montará en la cooperativa textil platense CITA de 116 y 61.

La más reciente convocatoria llegó de la mano de una amiga y colega. A María la habían convocado para hacer un video de Estelares y necesitaban un bailarín. Durante los días previos al rodaje reconocieron el escenario, una casa abandonada ubicada en las afueras de la ciudad de La Plata. Moretti grabó un día y la pareja protagonista de la historia lo hizo por separado.

Nominado

En 2019 Licht viajó a New York donde rodó un corto de cine experimental junto a un amigo. Brooklyn fue escenario del rodaje unipersonal de “Auricular Confession” que Martín Carpio, el director, presentó en varios festivales. Fue en uno de Barcelona donde el berissense resultó nominado en la categoría “Mejor Actor”.


Otras noticias

EL MUNDO DE BERISSO © 2021 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web