INFORMACIÓN GENERAL

Cartel de venta a su sueño

14:37hs
viernes 26 de marzo, 2021

Débora Villalba, vecina de la ciudad y miembro del colectivo de hipotecados con créditos UVA, hizo público en los últimos días que tuvo que poner en venta la casa que compró con el crédito a poco más de tres años de haberlo tomado.

“Lo tomamos a fines de 2017 pensando que el Procrear iba a ser como el de Cristina. Por entonces pagábamos seis mil pesos de cuota y ahora estamos arriba de los 26 mil. Pedimos 940 mil pesos y hoy debemos cerca de tres millones”, contó.

En la ciudad se estima que son cerca de 2 mil las familias que tomaron este tipo de créditos y, en la provincia, ese número asciende a 17 mil. Si bien la situación que atraviesan es ya conocida por los sucesivos reclamos que vienen llevando a cabo desde hace tiempo, en el último mes volvieron a cargar tintas para exigir al gobierno nacional una solución al tema. 

“Estamos frente a la finalización del diferimiento de cuota. Durante la pandemia tuvimos la posibilidad de pasar hacia el final de los créditos las cuotas comprendidas entre abril de 2020 y marzo de este año”, explicó. 

Asimismo, Villalba aseguró que este mes entrante finaliza el congelamiento de las cuotas que les habían hecho en marzo de 2020 y que ahora les cobrarán en 18 cuotas esa diferencia para que el valor de la cuota congelada alcance al valor real.   

“Hay familias que en su momento tomaron un crédito de dos millones de pesos y hoy deben diez. Necesitamos un freno a la UVA para que no aumente más”, agregó. 

Consultada acerca de si tuvieron alguna respuesta por parte de las autoridades nacionales, Villalba contó que el año pasado mantuvieron varias reuniones con la Ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa. “Fingieron que estábamos trabajando en una mesa técnica y cuando asumió Jorge Ferraresi nos mandó a decir a través de Luciano Scatolini que no se iban a hacer cargo porque se trata de un contrato entre privados”. 

En este sentido, agregó que siente una gran desilusión al ver cómo los mismos que los apoyaban en su reclamo hoy cumplen funciones dentro del gobierno y deciden mirar hacia otro lado. 

“No queremos que el Estado nos regale nada. Queremos pagar y cumplir con el compromiso. Hoy tristemente tenemos que vender la casa y saldar la hipoteca en el mismo acto, a sabiendas de que no vamos a recuperar el dinero que ya pusimos y que se terminó el sueño de la casa propia”. 

 


Otras noticias

EL MUNDO DE BERISSO © 2021 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web