INFORMACIÓN GENERAL

¿Qué sigue?

10:29hs
viernes 28 de mayo, 2021

En tránsito hacia el final de los nueve días de restricciones estrictas dispuestas por el gobierno nacional, surge por estas horas el interrogante respecto de cuál será el balance de las medidas adoptadas para detener la expansión de la segunda ola del Covid-19. Llegará enseguida el momento de conocer cómo continuará el combate contra la pandemia.

Las medidas vigentes siguen siendo las anunciadas por el presidente Alberto Fernández en cadena la semana pasada y contemplan la restricción de la circulación en todas las zonas del país que se encuadren en Alto riesgo o en Alarma epidemiológica (AMBA, obviamente entre ellas); la suspensión de las actividades sociales, económicas, educativas, religiosas y deportivas que se realizan en forma presencial; la limitación del funcionamiento de comercios ‘no esenciales’; y la habilitación de la posibilidad de circular ‘sólo en cercanías de cada domicilio’ y en el horario comprendido entre las 6:00 y las 18:00, salvo razones fundadas.

Conforme a lo anunciado entonces por el primer mandatario, se abrirá ahora una fase que se extenderá hasta el 11 de junio inclusive, en la que se retomarían las actividades autorizadas por el DNU que rige en estos nueve días.

En esa nueva instancia se implementarían restricciones zona por zona, según los indicadores epidemiológicos y sanitarios, aunque contemplándose desde el vamos que durante el fin de semana del 5 y 6 de junio regirán nuevamente restricciones duras en las zonas más críticas.

Si bien ese fue el rumbo fijado, queda certificar si es el que finalmente se tomará una vez que se evalúe el impacto de las medidas hoy vigentes.

Los índices de nuevos contagios y fallecidos no mostraron en los primeros días de esta novena los abultados números de la semana pasada, hecho que puede adjudicarse a que se trató de un fin de semana largo en el que se redujo también el número de test realizados.

Así y todo, este miércoles la Argentina reportó 35.399  nuevos casos, además de 532 fallecimientos, mientras que ayer, los contagiados detectados fueron 40.080 (el récord para un día desde que se declaró la pandemia) y se contaron 551 muertos. Desde hace semanas, el país no baja del segundo o tercer puesto en decesos por jornada en términos internacionales, lo que habla de la gravedad del escenario, un escenario al que aún no arribó el invierno ni la hipotética ‘tercera ola’ que ya sacudió a otras naciones.

A todas luces -y por diversas razones que quedan en el terreno de las especulaciones- el acatamiento de las restricciones no parece ser el que en las esferas del gobierno tal vez se esperaba. Por razones que también quedan en el terreno de la libre interpretación, tampoco pudieron ser demasiado estrictos los controles, más allá de los esfuerzos de las distintas jurisdicciones para intentar hacer ‘buena letra’ frente al lineamiento que baja de Nación y Provincia. La cada vez más distante relación entre lo ideal y lo posible a la hora de fijar y hacer cumplir restricciones lleva a quienes toman decisiones a confiar en que un renovado impulsado a la campaña de vacunación alcance para controlar esta segunda ola de un virus contra el que habrá que seguir combatiendo durante un tiempo prolongado. En ese terreno se inscribe la llegada en estos días de más de un millón y medio de vacunas que irán aplicándose en las distintas jurisdicciones para evitar la siempre latente amenaza del desborde hospitalario.

A las preocupaciones en el terreno sanitario se suman las que pesan en lo que a economía se refiere. En este campo, tanto la administración nacional como la provincial echaron a andar una serie de medidas que comprometen una inversión millonaria con arcas cada vez más flacas.

Desde el gobierno nacional, por ejemplo, se implementó la ampliación del Programa de Recuperación Productiva (REPRO) para atender a los sectores que se ven afectados por las medidas restrictivas, así como el incremento del monto del salario complementario para trabajadores de los sectores críticos y la salud (pasó de $18 mil a $22 mil). También se inyectaron otros 18 mil millones de pesos en el sistema de la tarjeta Alimentar, ampliándose el universo al que cubre.

En terreno provincial se decidió que ARBA no aplique retenciones de ingresos brutos a los sectores más afectados por la pandemia, se anunció el relanzamiento del Plan Covid-19 (un esquema de pagos para regularizar deudas impositivas vencidas), la puesta en marcha del Programa de Sostenimiento Económico de Actividades Afectadas por la Pandemia (un aporte no reembolsable destinado a monotributistas y micro y pequeñas empresas de rubros específicos) y la ampliación del programa Preservar Trabajo.

Queda confiar en que junto a las medidas paliativas se tomen decisiones acertadas tanto en el ámbito sanitario como en el económico. Y que además soplen buenos vientos, mientras el panorama sigue siendo incierto y las noticias muy preocupantes.


Otras noticias

EL MUNDO DE BERISSO © 2021 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web