POLÍTICA

Clima caldeado en la seccional local de ATE

8:09hs
viernes 6 de agosto, 2021

El jueves de la semana pasada, en las puertas de la sede gremial de ATE se realizó una asamblea protagonizada por un sector de la Agrupación Verde Anusate. El encuentro fue convocado por integrantes de la comisión administrativa que manifiestan divergencias con la actual conducción y que apuntan a que se adopte ‘otro tipo de modelo sindical’.

A través de un documento emitido luego del encuentro, se plantearon cuestionamientos varios a la actual secretaria general del gremio, Lorena Tabernaberry. Se habló por ejemplo de ‘abuso de poder, violencia institucional, discriminación, falta de perspectiva de género y manejo dudoso de los fondos del sindicato’.

Conforme a lo que informaron integrantes del grupo que manifiesta disidencias con la principal dirigente de la seccional local, en la asamblea se resolvió exigir el retiro de cámaras de seguridad que, según expresaron, se habrían utilizado “para perseguir compañeros dentro de la seccional”. También se elevó el pedido de una auditoría económica y la intervención del Consejo Directivo Provincial por cuestiones vinculadas a violencia de género.

El secretario general adjunto, Juan Jorajuría, uno de los asambleístas, puso a disposición su renuncia a dicho cargo, según dijo en pos de garantizar una seccional ‘más inclusiva y democrática’.

‘Pueden venir cuando quieran a revisar los libros’

La secretaria general, Lorena Tabernaberry, respondió a acusaciones que circularon en forma de comunicado y expuso que la asamblea aludida ‘no tiene sustento legal’ para exigir respuestas por parte de la actual comisión.

“La asamblea no tiene legalidad. Ese tipo de asamblea, que fue una reunión de agrupación, no tiene legalidad para hacer esos pedidos a la comisión administrativa. Hay una comisión constituida que fue electa por el voto secreto y directo del afiliado. Son los afiliados los que nos pusieron y serán ellos los que nos muevan. Nosotros no hacemos nada que no corresponda estatutariamente”, aseveró.

La dirigente también expresó sentirse sorprendida en cuanto a la gravedad de las acusaciones proferidas en su contra. “No somos violentos ni ejercemos el abuso de poder y no detento el cargo en ningún lado. Soy compañera de todos mis compañeros; no soy jefa, soy dirigente y soy compañera. Todos trabajamos para los afiliados y nadie violenta a nadie”, afirmó, cuestionando la actitud adoptada por el sector de la agrupación Verde Anusate que la cuestiona.

Uno de los ítems sobre los que ofreció respuestas fue el del sistema de cámaras de seguridad colocado en la sede gremial. “Las cámaras están por seguridad. La sede sufrió un robo anterior al momento en que empezó a funcionar el vacunatorio. Con el mismo vacunatorio tuvimos esa divergencia en mayo. Las cámaras nos sirvieron mucho de apoyo para poder esclarecer ese tema”, indicó, para luego responder a las dudas respecto de los ‘manejos dudosos’ de fondos del sindicato. “Pongo a disposición el balance desde el 2 de noviembre, fecha en la que asumí, hasta la actualidad. Tengo los balances 2019, 2020 y el que corresponde a lo que va de 2021, donde se demuestra que hay superávit y que no hay malos manejos. Está todo al servicio del que sea afiliado y el que quiera venir a observar. Las cuentas del sindicato están también controladas por  un contador que es del consejo directivo nacional. Pueden venir cuando quieran a revisar los libros”, invitó.

Etiquetas en la noticia

anusate ate Berisso gremio interna verde

Otras noticias

EL MUNDO DE BERISSO © 2021 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web