INFORMACIÓN GENERAL

Proyecto Toma de Agua

La ciudad de la torre

11:25hs
sábado 21 de agosto, 2021

Presentaron los lineamientos principales de la ambiciosa iniciativa que apunta a generar un polo histórico, recreativo y turístico en el predio de Montevideo y Palo Blanco.

Los impulsores del denominado “Proyecto Toma de Agua” dieron un importante paso para avanzar en su sueño de transformar el predio de Avenida Montevideo y 32 en un espacio recreativo, cultural, histórico y turístico. La iniciativa fue formalmente presentada en el marco de un encuentro que se celebró durante la tarde del pasado sábado en las instalaciones del Museo 1871.

Del encuentro participaron entre otros representantes de la Cámara de Comercio, la Federación de Entidades de Bien Público, la Comisión de Asociados del Banco Credicoop, la empresa Coopertei, el Club Villa Roca, el Centro de Fomento Barrio Banco Provincia, el Museo 1871, el Rotary Club, la Sociedad de Bomberos Voluntarios, el Foro de Seguridad de la zona, la Organización Las Juanas, los concejales Matías Nanni y Mariela Méndez y otros vecinos.

La apertura de la jornada estuvo a cargo de Quillén Córdoba, vecino del barrio Banco Provincia desde hace unos cinco años. Lo sucedieron como expositores Oscar Rodríguez, presidente del Museo 1871, Marcelo Irigoiti, del Centro de Fomento Barrio Banco Provincia, y Roberto Scafati, presidente de la Sociedad de Bomberos Voluntarios.

“La idea nació hablando con vecinos de la zona que coincidimos en la misma pregunta de por qué nadie nunca hizo nada por este espacio. Nos llamó la atención que el edificio tenga más de treinta años sin mantenimiento, a excepción del que comenzó a dársele cuando se produjo la llegada en 2005 del Museo 1871, que dio un poco de vida al lugar”, comentó Córdoba al referirse al surgimiento de la iniciativa.

“Nos dimos cuenta de que necesitábamos aunar esfuerzos entre instituciones como la parroquia Santos Pedro y Pablo, el Destacamento de Bomberos, el Centro de Fomento del Barrio Banco Provincia junto a otras entidades e individuos y así comenzamos a movilizarnos al respecto. Hubo una reunión inicial con más de diez instituciones que adhirieron y así surgió el encuentro del pasado sábado”, añadió el vecino.

Un proyecto integral

Como parte de las acciones previstas, el grupo se propone abarcar una serie de instancias que incluyen el pedido de Declaración de Interés Legislativo y Municipal del proyecto, la Declaración de Patrimonio Histórico Arquitectónico a nivel nacional, provincial y local del lugar, la puesta en valor del edificio central, la torre y del espacio circundante y el emplazamiento de un ‘paseo histórico’ y un área recreativo-turística y de exposiciones.

En pos de darle más peso a las gestiones se avanza en la recolección de firmas de vecinos e instituciones. En simultáneo, se trabaja en la presentación formal del proyecto ante el Concejo Deliberante y el Municipio y en la búsqueda de un acuerdo entre la Comuna y la empresa ABSA, en su calidad de propietaria del predio. El plan se complementa con el inicio de tareas de difusión, la búsqueda de auspiciantes y colaboradores y la gestión de subsidios.

Acerca del predio

El predio históricamente llamado “Toma de agua” comprende un total de 10 mil metros cuadrados y adoptó en 1952 la fisonomía con la que se lo conoce actualmente. Está emplazado sobre las avenidas Montevideo y Palo Blanco (32) y cuenta con una importante explanada de césped y árboles perimetrales, una imponente torre tanque y el edificio en cuya planta alta funciona el Museo 1871.

La construcción se destaca por su valor histórico y por la importancia arquitectónica de tipo colonial, única en la ciudad por sus dimensiones, estilo y ubicación. Con el tiempo se transformó en un lugar referencial para vecinos y visitantes, en un paisaje histórico urbanístico y en punto neurálgico de acceso al balneario Palo Blanco.

El complejo es considerado un emblema distintivo de la ciudad tanto para los habitantes del barrio Banco Provincia, como para otros barrios próximos como Barrio Obrero, Juan B Justo y Villa Zula.

Algo de historia

La obra de construcción de la Planta de Tratamiento y el Tanque Elevado con una capacidad de 500 metros cúbicos se adjudicó a la firma “Pilotes Franki Argentina SA”. Las obras comenzaron en 1949 y se extendieron a lo largo de tres años.

Impulsores del Proyecto describen que según el testimonio de José Bellomo (ex-empleado de Obras Sanitarias y estudioso del tema), el destino de la Planta sufrió un giro inesperado al comprobarse que el elevado grado de contaminación del Río Santiago, del que estaba previsto tomar el agua, impedía el tratamiento para lograr el imprescindible nivel de purificación.

Tras un infructuoso intento -por idénticas razones- de recurrir al Arroyo Palo Blanco como fuente alternativa para alimentar a la planta, hubo que recurrir a una planta provisoria hasta tanto se construyera la de Punta Lara.

Privado de su función principal, el edificio fue por un tiempo sede de la Escuela Industrial de Refrigeración “J.B. Alberdi” y luego, por convenio con la Universidad Nacional de La Plata, del Laboratorio de Piscicultura de la Facultad de Ciencias Naturales.

En la actualidad aloja en la planta baja oficinas administrativas de la empresa Aguas Bonaerenses SA, mientras que en el primer piso funciona desde el año 2005 el Museo 1871.

El edificio central

Esta construcción está organizada en dos bloques unificados (a la vez diferenciados) y desarrollado en tres niveles. Un bloque frente a Avenida Palo Blanco (calle 32) está integrado en planta baja por un hall de ingreso y oficinas (en las que se desarrollaban actividades de administración de ABSA y ahora funciona una guardia del maquinista); dos patios internos de ventilación y aireación y sanitarios. En la planta alta tiene su sede el Museo1871 en varias salas amplias interconectadas.

Un bloque posterior alberga en el subsuelo la sala de bombas y las piletas cubiertas de agua potabilizada. El edificio se completa con antiguas piletas a cielo abierto actualmente en desuso. También se cuenta con una terraza cercada por una baranda de mortero, que se extiende por sobre el bloque descripto antes.

La estructura está conformada por losas, vigas y columnas de hormigón armado y presenta muros de cerramiento de mampostería de ladrillos, revocados al exterior con material símil piedra, con molduras y ornamentos ejecutados con el mismo procedimiento y con ligantes hidráulicos interiores. Los muros del hall de acceso están revestidos en mármol tipo travertino, algo que se repite en los escalones y paredes de escalera que vinculan al primer piso.

La cubierta está conformada por losas y vigas de hormigón armado y perimetralmente se encuentra cercada por un muro ejecutado en mortero. El bloque que contiene las oficinas, el hall de entrada y en planta alta los laboratorios poseen un alero de tejas cerámicas coloniales asentadas sobre una estructura de madera.

Los solados de todo el edificio están constituidos por mosaicos graníticos de diferentes colores y la carpintería se presenta en dos diseños distintos: en algunos sectores son de madera y en otros metálicos.

Sobre la derecha de la fachada del bloque frente a Av. Palo Blanco se observa un elemento vertical fuertemente diferenciado, cuya función es envolvente para un sistema del montacargas. Este sector está conformado por paredes de ladrillos cerámicos comunes a la vista asentados sobre mortero de ligantes hidráulicos y su cubierta acompaña la resolución constructiva del alero.

La torre de tanque elevado

La torre que se divisa a la distancia por su importante altura, se ubica próxima a la intersección de las avenidas Palo Blanco y Montevideo. Se destaca su portal de ingreso de madera y elementos metálicos como las barandas de las escaleras-balcones.

La cubierta está constituida por tejas cerámicas tipo colonial y los solados son de mosaico granítico. En su interior aún existe la cañería empleada originalmente para el llenado del tanque y posterior abastecimiento de agua a la red domiciliaria. Una escalera metálica acompaña la forma de la torre y lleva hasta la parte superior.

Instalaciones deterioradas

En un detallado informe, las organizaciones comprometidas con el Proyecto hacen alusión a las reparaciones que requiere la construcción. En tal sentido apuntaron que los edificios fueron estudiados por la Comisión de Investigaciones Científicas de la provincia en el marco del proyecto “Legajos histórico-técnico de edificios de valor patrimonial en la ciudad de Berisso”.

“En los últimos treinta años la construcción se fue desgastando o rompiendo. También sufrió ataques vandálicos al grado de llegar a padecer la usurpación transitoria o nocturna de algunos espacios en los que se refugiaban personas sin techo”, señalan vecinos que adhieren a la iniciativa.

Un polo

“Si bien son muchas las tareas a realizar y los materiales necesarios, también son muchas las instituciones, vecinos y actores sociales que nos unimos y conformamos esta mesa de trabajo, decidida a avanzar firmemente”, explican impulsores del Proyecto. El desafío es grande, pero pronostican que mayores serán los beneficios de la restauración y puesta en valor del espacio.

Bajo esa consideración argumentan que si se concreta lo planeado, la ciudad de Berisso podrá disfrutar de un lugar ‘único, emblemático y turístico’. “El lugar cuenta con un parque atractivo por sus edificaciones y amplitud para el desarrollo de todo tipo de actividades. Por mencionar algunas podemos hacer referencia a un paseo histórico temático, a un pasaje de artesanos y a propuestas gastronómicas”, afirman.

“Hay una explanada en la que se podrían llevar adelante festivales, conciertos y eventos sociales con un centro cultural y turístico de información sobre Berisso que de pie a toda propuesta cultural, deportiva y turística que podamos imaginar. También estamos ilusionados con la posibilidad de conseguir restaurar y habilitar la Torre, que podría funcionar como mirador, faro y abriría otras muchas posibilidades”, pone de relieve uno de los dirigentes que participó de la reunión de presentación.

Para hacer contacto con los impulsores de la iniciativa se puede buscar en Instagram la cuenta @tomadeaguaproyecto. En Facebook, la búsqueda puede hacerse escribiendo ‘Proyecto Toma de Agua’.

Domingo con festival

Este domingo entre las 14:00 y las 18:00 se realizará en el predio un festival folklórico organizado por la Asociación de Artistas de Berisso, que contará con actuaciones de Matías Serrano, “Pichuquito” Villarreal, Walter Albornoz y el Grupo de Danzas Sembrando Raíces, animación de José Luis Redondo y sonido de Marcelo Luna.

De cara al encuentro, personal de la Delegación municipal Zona II se comprometió con el acondicionamiento del lugar. También se contará con el acompañamiento de Bomberos y Control Urbano. La idea es además sumar puestos de comida y artesanías.

Galería de fotos


Otras noticias

EL MUNDO DE BERISSO © 2021 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web