INFORMACIÓN GENERAL

Jugar en serio

10:18hs
domingo 29 de agosto, 2021

La organización “Reciclando Juegos” propone una valiosa iniciativa de educación patrimonial y ambiental a través del arte y la arquitectura.

El pasado sábado 14, en el marco de los festejos por el Día de la Niñez, el equipo de la organización “Reciclando Juegos” promovió una primera jornada de actividades junto a chicas y chicos de la zona de calle Nueva York. La iniciativa se inscribe en el marco de un valioso proyecto de educación patrimonial y ambiental que impulsan las profesionales Victoria Figueroa, Carla Abruzzo y Valeria Jorgelina Gómez, valiéndose de herramientas que brindan el arte y la arquitectura.

“En una serie de encuentros junto a las infancias del barrio de la calle Nueva York, siguiendo desde ya todos los protocolos, seguiremos reflexionando en torno a la Economía Circular y a la importancia de la gestión comunitaria en la gestión de residuos urbanos, con el fin de reciclar, reducir y reutilizar los materiales”, describen las referentes del proyecto.

Durante los encuentros, establecen, se apuntará a que cada participante “comprenda y analice la posibilidad de ejercer un impacto positivo en el medio ambiente en la medida en que asuma la responsabilidad de cambiar algunos hábitos para asignar a los materiales residuales destinos alternativos”.

El conjunto de las primeras acciones está orientado a volver ‘significativo’ un punto de acopio que se instaló en el barrio hace dos meses. En tal sentido, ya se comenzó a pintar con colores representativos algunos contenedores plásticos donados por la empresa Domeniconi Microfusión SRL. Con la iniciativa colaboran también la empresa MIKSA, que facilitó pinturas y otros materiales, así como la organización vecinal Eco-Berisso, que ofreció apoyo logístico para darle el destino correcto a los materiales reciclables que vayan reuniéndose.

“Creemos que es muy significativa esta suma de voluntades”, exponen las referentes de “Reciclando Juegos”, destacando también la labor de Fernando Gómez, encargado de acondicionar los contenedores plásticos para facilitar el acopio, y el acompañamiento de las familias del barrio.

Pilares

“Nuestra perspectiva de educación patrimonial busca plantear acciones educativas específicas que sean capaces de fortalecer las identidades a través de la valoración cultural, facilitando una interacción sensible y consciente con el ambiente; para lo cual, utilizamos instrumentos y recursos propios de la educación artística y la arquitectura sustentable”, exponen en la formulación de su proyecto Figueroa, Abruzzo y Gómez.

El proceso se va tejiendo con aportes presentes, pero observando y valorando sucesos del pasado y proyectando un futuro comunitario respetuoso de la naturaleza circundante.

“Desde 2016 venimos trabajando con las infancias del barrio de la Calle Nueva York en programas educativos institucionales que se caracterizaron por la impronta del juego como recurso de mediación cultural”, mencionan las educadoras, poniendo de relieve que la decisión de avanzar en la propuesta de educación no-formal surgió a partir de una experiencia a la que estuvieron vinculadas en el verano 2020 en la Escuela Primaria 9.

“Los espacios dentro de los cuales desplegamos la propuesta son múltiples y variados -tanto virtuales como presenciales- porque entendemos que el dinamismo, la adaptación y la comunicación continua son rasgos propios del tiempo y la sociedad en la que vivimos”, afirman. “Nuestras acciones están impulsadas por el deseo de sembrar, en las futuras generaciones, aportes que les resulten significativos y les permitan modificar el contexto cultural y natural que los rodea desde una posición responsable”, expresan en el mismo sentido.

Creatividad y compromiso son dos pilares sobre los que se cimenta la propuesta, siempre tras la misión de ‘transformar el estado actual de nuestra cultura en la naturaleza’.

“Reciclar Juegos remite, por un lado, a la idea de volver en el presente al plano lúdico y creativo de nuestra infancia. Por el otro, invita a las infancias actuales a comprender el carácter cíclico del proceso de transformación de los materiales residuales, originados en la naturaleza, para ensayar respuestas creativas ante tanto caos generado por los abusos que como humanidad ejercemos sobre el medio ambiente”, concluyen las responsables de la organización.

Para conocer más acerca de la propuesta se puede visitar en Facebook el espacio ‘Reciclando Berisso’, o visitar en Instagram la cuenta @reciclandojuegosberisso.


Otras noticias

EL MUNDO DE BERISSO © 2021 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web