INFORMACIÓN GENERAL

Día de la Industria

A flote, pero no mucho más

11:08hs
viernes 3 de septiembre, 2021

Hugo Timossi, presidente de la UIGLP, menciona que si no se adoptan medidas en los planos impositivo, laboral y crediticio, las empresas argentinas no podrán ser competitivas.

Los efectos de la pandemia expusieron al sector industrial al desafío de extremar el ingenio y los esfuerzos para sostener la actividad, ya jaqueada por la compleja realidad económica y financiera que enfrenta el país desde hace años.

Al conmemorarse el Día de la Industria, el presidente de la Unión Industrial del Gran La Plata, Hugo Timossi, titular de la firma Inoxpla Ingeniería SRL, describe cuál es la situación del sector en la actual coyuntura.

“Las empresas que pudieron seguir funcionando, hoy están en un marco de normalidad en el orden productivo, con las limitaciones que todavía impone la pandemia, por ejemplo el de trabajadores aún no vacunados que no pueden cubrir sus puestos o personas con problemas preexistentes”, comenzó por afirmar. “Salvo casos puntuales en los que la tarea se vio discontinuada, no se perdió mucho nivel de empleo en la zona”, aseguró.

El ritmo se mantuvo, pero no se vislumbraron índices de crecimiento. “No hay proyección de inversiones. Estamos a pocos días de una elección de medio término y por ende todos están pendientes del resultado de la misma y de cómo continuarán las cosas”, describió a la hora de referirse a otro elemento que condiciona la actividad, el de las definiciones electorales.

Desde el sector, en forma sostenida se piden a las autoridades cambios en algunas políticas para poder planificar desarrollos que promuevan mejorar los volúmenes de producción, “Necesitamos una reforma tributaria de manera inmediata. No podemos seguir con la presión actual. Hoy una PyME tiene casi un 60 por ciento de tributos sobre su recaudación, cuando en países vecinos está en el orden de un 10 por ciento. En estas condiciones, todo producto fabricado en Argentina queda fuera de escala en el tema precios, por lo que no somos competitivos”, afirmó Timossi.

Los planteos abarcan también la necesidad de que se formule y consensue una reforma laboral. “Es sabido que hay un 50 por ciento de trabajo en negro y dentro del trabajo formal no todos están blanqueados en el 100 por ciento. Se necesita una legislación que además permita cierta libertad de contratación al empresario. Hay sistemas que podemos copiar de otras partes del mundo, donde el empresario aporta mensualmente a un fondo de indemnización. Si es necesario que el trabajador se retire, el mismo contará con ese recurso que debe estar dentro del sector financiero para estar actualizado”, ejemplificó.

Para el representante de la UIGLP, las empresas que nuclea la entidad cuentan con capacidad para aumentar su producción, sólo que el contexto no permite avanzar en ese sentido.

“Nos vamos amoldando a las necesidades del mercado. En este momento no hay inversión porque nadie puede proyectar lo que sucederá de aquí en adelante”, analizó, mencionando que esta inquietud es formulada por representantes de las organizaciones industriales (UIA, UIPBA o la propia UIGLP) cada vez que se abre una instancia de diálogo con los diferentes niveles de la administración gubernamental.

Las dificultades para acceder al crédito también preocupan a los empresarios. El referente de la Unión Industrial de la región señala que los requisitos son innumerables y que se ofrecen créditos, pero a tasas a las que no se podría hacer frente.

“En particular he planteado esta situación ante el presidente del Banco Provincia. Expuse por ejemplo que las PyMEs exportadoras necesitan cambios en el otorgamiento de créditos, porque en el caso de acceder a una orden de compra que multiplique varias veces la capacidad de préstamo preestablecida, la firma no puede cumplir con la exportación por no tener capital de trabajo”, observó. “El banco debería tomar estos casos de manera diferenciada y permitir el acceso al crédito ante una orden de compra de una empresa del exterior solvente y reconocida”, completó.

La institución está representada en el Consejo Consultivo del Banco Provincia, ámbito en el que exponen que si bien los industriales tienen acceso a las líneas que la entidad ofrece, no hay forma de tomar créditos con un interés del 30 o el 40%. “Evidentemente no hay actividad legal que lo resista, porque no existen utilidades de ese orden”, afirmó Timossi, consignando que una PyMe puede ganar en el año un 10 por ciento, pero nunca un 30 o 40 que ‘se lleva el banco’.

“El momento hace que hoy digas ‘me mantengo, no invierto y no me endeudo’. Con esas tasas tenés que estar en una situación límite; es en realidad un salvavidas de plomo”, aseveró el dirigente.

La UIGLP cuenta actualmente con unos 50 socios activos y otros 15 que la integran en forma parcial. “Tenemos desde empresas grandes como Techint, Copetro, Petrocuyo, Vacalin y Nestlé, hasta firmas de cerámicos y contratistas del Polo Petroquímico, además de otras varias diseminadas en el ámbito de la región en distintos rubros”, repasó Timossi.

Si bien reconoce el acompañamiento del gobierno en los meses más duros de la cuarentena, por ejemplo a través de los ATP, el titular de la UIGLP observa que ahora el objetivo debe estar en ayudar a las empresas a comenzar a ser competitivas. “Junto a México y Brasil, Argentina es uno de los países más importantes del continente en cuanto a capacidad industrial, pero necesitamos que no nos atoren con tantos impuestos para tener posibilidades de exportar. De hecho, muchos países vecinos no tienen nuestros niveles de producción, por lo que podemos ofrecerles lo que aquí generamos”, afirmó.

Finalmente, saludó a todos los industriales de la región y el país en su día, convocando a acercarse a quienes aún no forman parte de la institución, para poder dar más fuerza a las gestiones que se realizan a favor del conjunto.


Otras noticias

EL MUNDO DE BERISSO © 2021 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web