INFORMACIÓN GENERAL

Uno de los catorce de “Bake-Off Argentina”

11:26hs
viernes 17 de septiembre, 2021

El taxista de Berisso Gabriel Amato inició su participación en el popular reality relacionado con el mundo de la pastelería.

El lunes a las 22:30, Telefé estrenó una nueva temporada del ciclo “Bake Off Argentina, El Gran Pastelero”, tal como lo habíamos anticipado, con un atractivo plus para la ciudad. Es que entre los catorce participantes, se pudo ver a Gabriel Amato, oriundo de Chascomús pero berissense por adopción desde hace 28 años. Gabriel, además de repostero aficionado, es taxista y con 52 años es el participante de más edad. Sus compañeros del volante bromean frecuentemente con su devoción por la pastelería, pero ahora siguen con entusiasmo cada entrega del ciclo. “Son dos profesiones que no combinan”, estableció, confesando que su sueño es abrir en el futuro una ‘casa de té’ en la que ofrecer sus preparaciones. Mostrando una galletita decorada como auto-taxi dijo que llegó al programa para aprender, conocer gente y divertirse.

La nueva temporada de la propuesta televisiva está conducido por Paula Chavez, y el jurado está integrado por Damián Betular, Pamela Villar y Dolli Irigoyen. Al staff se sumó además Dani ‘la Chepi’, quien como host digital se encarga de mostrar a través de las plataformas digitales de la señal televisiva el detrás de escena y diferentes aspectos que hacen a la vida de los participantes.

A lo largo del ciclo, los pasteleros deberán dar cuenta de su destreza y creatividad en la cocina, respondiendo a los diferentes desafíos que se les vayan presentando a la hora de elaborar y presentar postres, tortas, panes y otras delicias del universo repostero. El lote de competidores quedó definido luego de un exigente proceso de selección del que participaron numerosos inscriptos.

En su debut, Gabriel dedicó su performance a la ciudad. Usó para su torta el tradicional vino de la costa aromatizado con frambuesas y una decoración para remarcar su condición de Capital Provincial del Inmigrante. No fue fácil: el uso del tiempo es fundamental para la preparación y por eso no pudo reparar en los detalles, como hubiera deseado.

Gabriel pasó el primer desafío y llegó al segundo programa para cocinar un arrollado de merengue en una hora cuarenta y cinco. “¿Cómo se hace?”, preguntó. “¡Es imposible!”. Llevar adelante el desafío fue esta vez más complicado. El merengue no se hizo, a pesar de la ayuda de sus amigos. “Parece como que choqué un camión a 120 y encima no le miré la patente”, manifestó.

En el programa de este jueves, el desafío sorpresa estuvo inspirado en postres de ‘bodegón’ y se trabajó en equipo. A Gabriel le tocó preparar un pionono de vainilla con crema salada, tres quesos y crema de batata. El jurado devolvió elogios y sólo observó una desproporción entre queso y dulce y sugirió que tal vez hubiera estado mejor una porción más pequeña.

Ahora las energías estarán puestas en el programa del domingo, en el que se conocerá al pastelero ‘estrella’ y al primer eliminado. Si bien no fue un comienzo como el que hubiera deseado, el participante berissense está entusiasmado. “No hay que dramatizar”, expone, dispuesto sí a disfrutar de la experiencia y divertirse.


Otras noticias

EL MUNDO DE BERISSO © 2021 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web