DEPORTES

Mauro Quinteros, representante local en kick boxing K1

Pasión sobre el cuadrilátero

9:32hs
domingo 17 de octubre, 2021

Figura local del Kick Boxing K1, Mauro Quinteros viene participando con regularidad de competencias oficiales tanto en esa disciplina como en Muay Thai, práctica también conocida como boxeo tailandés.

De 32 años de edad, el deportista reside en 168 entre 28 y 29, es casado y padre de tres hijos. Su pasión por este deporte afloró cuando tenía 20 años. “No estuve los 12 años activo de manera permanente, tuve algunos parates porque tengo familia y para mí ellos son prioridad, pero como puedo me dedico a esto que también me apasiona”, señala.

Empleado en el sector de mantenimiento del Tiro Federal Argentino, Quinteros ya lleva unas cincuenta peleas como amateur y tres como profesional, a las que se suman en los últimos tiempos sus incursiones en el Muay Thai.

“Me dedico al Kick Boxing K1 desde los 20 años. Estuve aprendiendo también Muay Thai e hice dos peleas profesionales en esta rama nueva. En la última sufrí una derrota por abandono en el tercer round en el Devil Fight Night que se hizo en Capital el domingo 15 de agosto. En ese caso mi contrincante fue el campeón de la categoría que esa noche defendía el título de la franquicia; es uno de los mejores peleadores del país”, cuenta sobre una experiencia reciente.

Para competir a un buen nivel, observa, se necesita por los menos concretar dos turnos diarios de preparación abarcando la parte física y la técnica. “La edad no es algo que me impida estar en un buen nivel competitivo. Con 32 años mi cabeza está enfocada en lo que me gusta y quiero, que es esta actividad. Físicamente me siento muy bien”, alega.

El factor económico es otro aspecto que influye para afrontar los combates. “Hay muchos gastos, por ejemplo los guantes cuestan de 8 mil pesos para adelante y los accesorios también llevan a un gasto importante. Algunas peleas son con bolsas que ofrecen premios que pueden ir entre los 5 y 7 mil pesos según el caso. A veces te regalan en esos eventos pantaloncitos o vendajes, que cuestan unos 3 mil pesos y se usan una sola vez”, detalla.

También es vital trazar un plan alimentario específico. “Tuve ayuda de mis amigos y de gente conocida con lo que pude comprar proteínas, pero duran un mes, así que esa es otra cosa para tener en cuenta”, revela.

Ahora, el deportista tiene la firme intención de reactivar su participación en la escena regional del kick boxing. Para ello, decidió ponerse a las órdenes de su primer entrenador, Mauricio Romero. “Hasta hace unos días estaba con un maestro de la ciudad en La Plata, pero empecé desde hace unos días a entrenar con el maestro de mi comienzo, que es Romero y lo hago en su gimnasio de calle 18 y 161”, señala.

“Ahora mi objetivo es mejorar y entrenar duro. Cuando me sienta listo y mi entrenador lo disponga volveré a pelear. En el caso del Muay Thai, valen además de los golpes de puños, los de codos, giros de codos, rodillas, derribos y el trabajo cuerpo a cuerpo y amarrados. Mauricio Romero se especializa en kick boxing, así que nos enfocaremos en eso desde ahora”, concluye.

Etiquetas en la noticia

Berisso kick boxing Mauro Quinteros

Otras noticias

EL MUNDO DE BERISSO © 2021 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web