INFORMACIÓN GENERAL

40 Años cuesta arriba

8:19hs
lunes 1 de noviembre, 2021

El camino sencillo nunca conduce al progreso. El de subir ‘pateando piedras’ es el modo en que transitamos estos 14.600 días convertidos en 1.786 ediciones impresas. Por momentos olvidamos que cuerpo y mente piden tregua, pero es necesario trasponer las puertas del cansancio, el hartazgo y la falta de voluntad para hacer camino. ‘Éxito’ es una palabra con múltiples acepciones; no hay una única forma de alcanzarlo y todas son difíciles.

Seguimos empecinados en recorrer este camino cuesta arriba, sabiendo que miles de lectores esperan la salida de cada edición convencidos de que nunca van a encontrar aquí la verdad oculta debajo de la tinta. Respetan nuestro ejercicio de informar, que nada tiene que ver con vociferar opiniones sin ton ni son o intentar ganar amigos.

Se trata simplemente -y no tan simplemente- de informar, que es lo que hacemos desde el 1º de noviembre de 1981. Y al mismo tiempo de pensar siempre en la semana que sigue, en este caso la del día de nuestro aniversario número cuarenta.

Muchos nos preguntan cómo lo conseguimos. Cuarenta años son unos cuantos. Se pueden ensayar muchas respuestas. “Haciendo equilibrio sobre una cuerda sin mirar hacia el piso, sólo al frente”, podría ser una. Más que nada en un pueblo chico donde el infierno suele ser grande, tanto como las tentaciones. Mantener el equilibrio en lo que hacemos y decimos, acrobacia deseable en una actividad a veces bastardeada por ajenos, aunque también por propios.

Cuarenta años no son tantos cuando todos los días se afrontan como el primero. Volver y volver a empezar, a veces como si se tratara de una carrera corta, en donde en pocos segundos hay que dejar la vida para estar en el podio; a veces como si la meta fuera más distante y se requiriera de otra estrategia para llegar al objetivo.

Ser creíbles en una sociedad en la que la palabra se devalúa día a día es tan difícil como hacer un periódico de un pueblo sencillo que los años transformaron en una compleja ciudad. En ese plan, la libertad de expresión fue, es y será el Norte no negociable. No se negocia la dignidad.

Y si pudiéramos pedir un deseo, al soplar estas cuarenta velitas, nada mal estaría pedir que a nuestra caja de herramientas nunca le falte la paciencia, la pausa criteriosa, el don de la reflexión, la perseverancia, la vocación de escuchar, el agradecimiento, el reconocernos apreciados, el sabernos acompañados, el sentirnos queridos.

¡Felicitaciones Berisso por estos 40 años!

El logro es compartido.


Otras noticias

EL MUNDO DE BERISSO © 2021 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web