INFORMACIÓN GENERAL

Día del Médico: varios frentes por curar

9:09hs
viernes 3 de diciembre, 2021

Los profesionales nucleados en la Agremiación Médica de Berisso esperan que algunas dificultades que enfrentan vayan corrigiéndose en el marco de una creciente demanda de atención médica, superados los meses del extendido aislamiento social por la pandemia.

Miguel Nadeff, presidente de la institución definió que se vive por estos días un momento epidemiológico algo más tranquilo. “Si bien se está viendo un pequeño rebrote de casos de Covid, el personal de salud pudo tomarse vacaciones y se pudo aliviar el nivel de actividad de emergencia por la pandemia. Nos encontramos ante un fin de año más tranquilo, con mucha gente vacunada”, mencionó.

En su análisis el dirigente hizo una distinción entre los largos meses de lucha contra la pandemia y los desafíos que se avecinan. “Mirando un poco para atrás, debo decir que llevamos dos años extenuados. Se nos han ido muchos compañeros y otros han quedado enfermos. No solo médicos, sino también integrantes del equipo de salud en general. Todos estuvimos en el centro de la pandemia desde distintos lugares y sin ningún arma sanitaria al principio. Hoy tenemos las vacunas y algunas otras drogas ya aprobadas para paliar al coronavirus”, consignó. “Mirando para adelante, estamos atentos a la aparición de nuevas cepas, lo que tiene que ver con la inequidad en el mundo: países como el nuestro tienen casi el 70 % de la población inoculada con dos dosis, mientras hay un continente como el africano que solo tiene un 20 por ciento, resultando el escenario en el que surgen las nuevas mutaciones”, completó.

Frentes de acción

El aislamiento y la merma en la actividad regular de los médicos afectó la dinámica de la Agremiación. “Por un lado recibimos el apoyo del gobierno nacional con los ATP y los Repro. Con esas herramientas pudimos sostener económica y financieramente a la entidad. En esto también debemos destacar especialmente la labor y la comprensión de nuestros empleados administrativos”, señaló Nadeff, marcando a la vez que desde hace cinco meses se percibe una lenta escalada en los ingresos, con el aumento paralelo de la demanda de atención en consultorios e instituciones. “Después del aislamiento, la gente se va animando a retomar las consultas y hacerse estudios habituales. Vemos que se va perdiendo el miedo a ir a las clínicas y hospitales por posibles contagios, pero la situación de la entidad sigue siendo difícil, por el golpe de estar parada durante casi un año y medio”, indicó.

El vínculo con las obras sociales es siempre motivo de preocupación. “Estamos atrasados con los valores de las prestaciones. Recién ahora se llevó a cabo un acuerdo en el caso del IOMA por un 45 por ciento de aumento, que en realidad estará atrasado respecto de la inflación anual. Se debería superar ese índice en cuanto al valor de los honorarios y prácticas. Estamos al día con los pagos, pero pedimos estar también a tono con la situación inflacionaria del país, en especial en la actividad privada”, expuso al respecto el dirigente.

Una seria preocupación que se sumó en los últimos tiempos a las antes citadas tiene que ver con un modelo impulsado desde el IOMA, al que suscriben algunos establecimientos privados, para ‘saltear’ en el esquema de pagos a las instituciones representativas de los trabajadores profesionales.

“Nos cuesta entender que el IOMA y otras mutuales intenten corrernos como gremio, cuando los médicos son los que quieren seguir presentando sus honorarios y prácticas por medio de la Agremiación”, afirmó Nadeff, aseverando que el IOMA no cuenta con argumentos para desconocer a la Agremiación como “entidad intermedia y representativa” de los médicos locales. “Los propios colegas no quieren que eso pase”, afirmó.

Espacios de trabajo

El referente de los médicos agremiados hizo alusión también a la situación de la Clínica Mosconi, ahora bajo el influjo de la comuna, y del ex-Instituto Médico Argentino, que con nuevos propietarios pasó a llamarse ‘Médicos de Berisso’. “Nos gustaría comprender por qué el Estado municipal decidió intervenir activamente en el caso de la Mosconi y no en los dos casos. Entendemos que el apoyo debería abarcar a ambas. Entendemos que se ayude a la Mosconi por su condición de cooperativa, pero también se debe tener en cuenta que el otro establecimiento también es parte de la estructura sanitaria de la ciudad”, pronunció.

El nuevo esquema impuesto en la Mosconi alteró el histórico modo en que se vincularon profesionales, agremiación y clínica. “Vamos viendo cómo solucionar algunas situaciones que van suscitándose. Surgen idas y vueltas, pero mientras tengamos diálogo, las cosas se podrán ir resolviendo”, esgrimió Nadeff. “Como Agremiación tenemos la obligación de defender el interés de los médicos pero a la vez necesitamos de las clínicas. Tenemos que caminar juntos sin que uno pise al otro”, añadió.

En relación al Hospital, opinó que se atraviesa un buen momento, aunque será necesario estar preparados para la ‘demanda contenida’ en días de pandemia. “Esperamos que no se forme un cuello de botella”, señaló, observando por ejemplo que viene creciendo el nivel de consultas por patologías crónicas.


Otras noticias

EL MUNDO DE BERISSO © 2022 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web