INFORMACIÓN GENERAL

2 de septiembre, Día de la Industria

Día de la Industria, a la sombra de la coyuntura política

11:47hs
viernes 2 de septiembre, 2022

industria

Pese a que no son malos, los índices que arrojan estudios que miden el comportamiento de la industria tampoco entusiasman demasiado. Sobre todo a buena parte de los propios industriales, quienes advierten que aún reflejan el rebote post-pandemia: cierta inercia que, temen, en algún momento se detenga.

La mayoría de los sectores del mundo pyme relevados recientemente por la CAME (Confederación Argentina de la Mediana), muestran una mejora en la comparación interanual. La mitad de ellos, también exhibe signo positivo en la confrontación intermensual. Sin embargo (siempre hay un ‘pero’), desde el pico registrado en marzo 2022, se observa una marcada reducción de la dinámica de crecimiento de la industria pyme, generando cierta preocupación sobre el sostenimiento de esta tendencia. No hace falta citar que la pyme, como gran generadora de empleo, es de alguna forma el botón de muestra para intentar proyectar qué le espera al país en términos productivos y económicos.

Algunos números

La producción de la industria manufacturera pyme subió 1,7 por ciento interanual en julio en términos reales y presentó una retracción de 0,9 por ciento en la comparación mensual frente a junio, de acuerdo al último relevamiento de CAME. Conforme a la misma fuente, en el acumulado de 2022, la variación es positiva en un 2,8%.

El Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP), correspondiente a julio, reveló que el uso de la capacidad instalada de las empresas de la muestra se ubicó en 71,4 por ciento, lo que es un 1,8 por ciento por debajo de junio, con el nivel más elevado en Maderas y Muebles (77,1%) y el más bajo en Papel, Cartón, Edición e Impresión (68,1%).

Solo el sector de Productos químicos y plásticos aumentó el uso de sus instalaciones en el mes relevado, mientras que el resto de los rubros registraron disminuciones.

Incertidumbre política

Desde la entidad se indicó que el mes de julio “fue muy complejo en la operatoria cotidiana del empresario industrial pyme, porque estuvo marcado particularmente por cierta incertidumbre de tipo política, generada a partir del recambio de funcionarios con injerencia en materia productiva”.

“En este marco, las industrias pymes debieron enfrentar la agudización de algunos problemas que ya formaban parte de la coyuntura, como las demoras en el abastecimiento de insumos, falta de valores de referencia, subas de precios que, entre otras cuestiones, obstaculizaron la producción de este mes”, precisaron fuentes de la CAME.

Si bien en ese contexto los diferentes sectores muestran números aceptables, las expectativas no van en la misma sintonía. “Desde el pico registrado en marzo 2022, se observa una marcada reducción de la dinámica de crecimiento de la industria pyme generando cierta preocupación sobre el sostenimiento de esta tendencia”, evalúan en la entidad.

El rendimiento de cada sector

En el estudio de la CAME pueden observarse performances en lo que hace al rendimiento de cada sector:

– Alimentos y bebidas: la producción de este rubro cayó un 2,2% interanual y 4,6% intermensual en julio. Las empresas del sector trabajaron con 70,1% de la capacidad instalada, 1,6 puntos por debajo de junio.

– Indumentaria y textil: la fabricación bajó 10,6% anual y 4% mensual en julio. El sector trabajó con el 71% de sus instalaciones, 5,4 puntos por debajo de junio.

– Maderas y Muebles: en julio la producción subió 6,1% anual y 6,5% mensual. Las empresas trabajaron con el 77,1% de sus instalaciones, 0,6 puntos por debajo de junio.

– Metal, maquinarias, equipos y material de transporte: la elaboración ascendió un 7,2% anual en julio y 2% en la comparación mensual. Las empresas trabajaron con 70,8% de sus instalaciones, 0,1 puntos porcentuales menos que en junio.

– Productos químicos y plásticos: en julio, la producción trepó 1,3% anual, pero declinó 7,4% mensual. El uso de la capacidad instalada se elevó a 73,9%, 0,6 puntos por encima de junio, siendo el único sector que aumentó esa variable.

– Papel, cartón, edición e impresión: la elaboración en julio subió 4% anual y 8% mensual. El uso de la capacidad instalada bajó 3,8 puntos porcentuales en julio, ubicándose en 68,1%.

En la región

Situaciones que afectan al conjunto de las empresas argentinas también dejan su marca en la región. Hugo Timossi, presidente de la Unión Industrial del Gran La Plata, hace alusión por ejemplo a las dificultades para importar materias primas.

“El hecho de que el Banco Central se haya quedado sin reservas hizo que no podamos importar materia prima. Por ende, hay empresas que lamentablemente están pensando en cerrar, porque es insostenible seguir sin tener elementos para cumplir con los pedidos normales”, señaló, lamentando que la alta capacidad de producción argentina no pueda desarrollarse con toda su potencia.

En tal sentido, se pronunció por un ‘cambio de lógica’ que posibilite un real y sostenido desarrollo productivo.

“Mientras se siga pensando que todo lo tiene que hacer el Estado, las cosas seguirán así. Las inversiones las deben hacer los privados; el Estado se tiene que dedicar a lo que le compete: salud, educación, seguridad”, sostuvo, poniendo de relieve que abundan los ejemplos de empresas de gestión estatal que a pesar del paso de los años y las gestiones siguen sin ser sustentables.

Etiquetas en la noticia

Berisso CAME día de la industria pyme UIGLP

Otras noticias

EL MUNDO DE BERISSO © 2022 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web