COLECTIVIDADES

Hacia la elección de la nueva Embajadora Provincial del Inmigrante

Cada día, una postulante

18:31hs
martes 20 de septiembre, 2022

Las Representantes Culturales de las colectividades se presentan en un ciclo producido por Berisso TV.

El sábado 8 de octubre se elige a la Embajadora de la 45ª Fiesta Provincial del Inmigrante. Este martes, a través de una producción de Berisso TV, conocemos a María José González Bistri, Representante Cultural de la Colectividad Albanesa.

De la ‘Tierra de las águilas’

Antiguos documentos visuales muestran al pastor albanés tocando un tipo de gaita constituido por un odre de piel y dos tubos, propio de los pueblos más antiguos de Europa oriental. Es sólo una de las señales para advertir que los albaneses descienden de ilirios y pelásgicos. Sin ir más lejos, su lengua es herencia del ilírico, posible madre del griego y el latín. El nombre autóctono del país es Shqipëria, que quiere decir algo así como “país de las águilas”.

Shqipëria fue centro del antiguo pueblo que habitó los valles de Iliria, donde nació la madre de Alejandro Magno y los emperadores Diocleciano y Constantino el Grande.

De carreteras estrechas, escarpadas y zigzagueantes, ribeteadas de olivos centenarios y cerezos productivos, la actual Albania consiguió su independencia en 1912, luego de cinco siglos de dominación turca que dejaron su huella en el arte de tejer alfombras, el fez masculino, el velo femenino y las faldas-pantalón bombacho de ambos géneros.

En el siglo XX, pasó de República a monarquía y luego alojó al hermético régimen estalinista leninista liderado por Enver Hoxha, quien declaró a Albania “el primer país ateo del mundo”.

colectividad-albanesa

Los primeros albaneses en llegar a la Argentina, hacia el año 1900, fueron alrededor de 400, algunos de los cuales consiguieron en el año 1907 conformar una sociedad bautizada “Liria”.

La colectividad se inició en la ciudad de Buenos Aires, agrupando a albaneses de la zona de Buenos Aires e incluyendo a inmigrantes radicados en la región de La Plata. Entre los objetivos de la asociación figuraban el de brindar ayuda moral y material a los coterráneos, puntualmente en esta zona buscándoles trabajo en los frigoríficos, en el Puerto o en la compañía de tranvías Tettamanti.

Entre 1923 y 1930 llegaron al país otros 700 albaneses y en 1935, la ciudad de Berisso contó con un primer nucleamiento, luego de que la Independencia de Albania se festejara en el salón israelita que existía por entonces en calle Río de Janeiro entre Montevideo y Valparaíso.

En 1944, la institución que representaba a los albaneses radicados en Argentina comenzó a llamarse Asociación Patriótica y Cultural Albanesa “Skenderbeu” y consiguió comprar un local en la calle Goncalvez Díaz de Capital Federal.

colectividad-albanesa

El Kanun, ley de siglos

Proveniente de un vocablo griego que designa a un instrumento de madera para dibujar líneas rectas, la palabra «kanun» define en Albania a un conjunto de leyes -nunca incluido en el sistema legal formal- transmitido oralmente de generación en generación.

El Kanun fue desarrollado por el príncipe Lekë Dukagjini y estuvo en vigor sobre todo en el norte Albania y Kosovo desde el siglo XV hasta el XX. El código se mantuvo sin demasiados cambios durante la masiva conversión de albaneses al Islam en el siglo XVII e intentó ser suprimido por el presidente Enver Hoxha, quien se enfrentó a los jefes de clan que lo conocían y aplicaban.

Entre las secciones del Kanun figuran Iglesia, Familia, Matrimonio, Ganado y Propiedades, Trabajo, Transmisión de la Propiedad, Palabra, Honor y Daños. En la sección Casa, por ejemplo, se dice que la vivienda “es de Dios y del huésped”, con lo que el visitante recibe el mejor sitio y es acompañado hasta donde desee cuando parte.

En alguna medida, el código se restableció tras la caída del comunismo a principios de la década del ’90. No obstante, sus mandatos no son tenidos en cuenta por el Código Penal, ni por el sistema legal albanés en su conjunto.


Otras noticias

EL MUNDO DE BERISSO © 2022 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web