COLUMNISTAS

Diálogos entre Cielo y Tierra - Gabriela Gaddi

Luna Llena en Géminis: Los puentes posibles hacia la Verdad

9:35hs
lunes 30 de noviembre, 2020
Gabriela Gaddi

Música sugerida para acompañar la lectura: Pierre Van Dormael, Trois petites filles

Los ojos abiertos, alertas, atentos, estimulados. El pensamiento circulando por el espacio de un cuarto con mil ventanas que se trenzan, se tejen, se suceden. Que gestan una trama de líneas divergentes: ramas infinitas del árbol de las ideas. Juegos de mente sostenidos con naturalidad inadvertida, por la capacidad de observar lo manifestado desde lo abstracto. Desde una mente que contempla el blanco y el negro tomando distancia objetiva: disociándose y, desde allí, asociándose a lo múltiple. Jugando con lo diferente y lo ambiguo. Imaginando todos los diálogos posibles.

El Sol ya inició su viaje de fuego a través del signo de Sagitario: la flecha que aporta dirección, otorga sentido, y enciende la fe trayendo la memoria de lo trascendente. Y este lunes 30 de Noviembre la luna se llenará de luz en el signo de Géminis: el aire que complementa y nutre la llama de la energía Sagitariana.

Foto: Dino Berretini

Cuando la luna se aloja en Géminis, el ritmo se acelera. Las puertas de la comunicación y el intercambio se abren para no cerrarse. Se enaltece el lugar que ocupa el pensamiento, la inteligencia, la curiosidad y la palabra (que circula ágil como un río, lúcida y despierta). Lo diverso es alimento, lo abierto es refugio. Y todo vínculo y acción cobra, además, una cualidad lúdica: una ligereza que tiene íntima relación con el movimiento constante, con lo que no quiere asentarse porque evita quedar fijo en una sola forma. La duda es para Géminis el motor de búsqueda, la sed que pone en marcha su pulso de indagación insaciable.

“Mientras sueño con elefantes

practico despierto tiro al blanco

y apunto a mi última certeza

incumplo mi última promesa

te invito una copa de despedida

 

Mientras practico tiro al blanco

y apunto sin suerte a una sonrisa

que cuelga de una lámpara de brea

sueño con elefantes que me pisan

con la torre de Pisa que se cae”

Eduardo Rezzano, Zen. Paraíso (ed Malisia)

Cuando la energía de la luna en Géminis está en sombra se da una sobrevaloración y sobre estimulación del intelecto y del plano mental. El diálogo con las aguas de las emociones lunares se dificulta, pues la persona busca exageradamente poner en palabras todo aquello que no entiende de sus niveles sensibles. Se rehúsa a sentirse derrotada ante lo inexplicable, y se aferra al verbo como herramienta para tapar el vacío, el miedo o la angustia. Si las cualidades de esta luna son utilizadas desde un comportamiento regresivo, en los momentos de crisis se dificultará la convivencia con la soledad, el silencio, y la quietud.

La misma tendencia a la duda, que tantas otras veces impulsó a la búsqueda, esta vez paralizará. La persona poblará las pausas con palabras que muchas veces estarán vacías. Se volverá en extremo inconstante, eléctrica y ansiosa. Seguirá curioseando de forma errática, y buscando absorber información que no aporta, que pronto le aburrirá y que sólo busca para alimentar su pretensión intelectual. Irá en busca de compañía que la distraiga, y le ayude a entretenerse y desconectarse de su intimidad. Manteniendo así un movimiento que impida que sus aguas decanten, prolongando y promoviendo una circulación demasiado abierta de la energía que, en vez de aportar nutrición a través del intercambio, hará que el flujo energético se disgregue y desgaste.

Foto: Dino Berretini

Este tiempo de Sol en Sagitario es para Géminis el complemento perfecto, y viceversa. Pues mientras la energía Géminis, que es la gran dispensadora de posibilidades, se encarga de mostrar, tejer puentes y disponer; Sagitario por su parte, elabora una síntesis nutriéndose de lo abierto. Establece una dirección, se compromete con una causa, le pone corazón al pensamiento. Logra desarrollar lo que Géminis interrumpe cuando le urge la necesidad de cambio. A su vez, Géminis flexibiliza la parte Sagitariana que suele ponerse fundamentalista. Plantea la duda que permita la reflexión. Cuando Sagitario se aleja del “estado de fe” (confianza intrínseca por el flujo de la vida) que porta el signo como uno de sus dones, y lo convierte en una actitud por demás idealista y cegadora, Géminis le recuerda el Juego Impersonal, el movimiento desprovisto de pasión obnubilante. El “logos” que construye puentes, trabajando por lo verdadero.

“La construcción de un paraíso genera basura.”

Eduardo Rezzano, Paraíso (ed Malisia)

El emplazamiento lunar de este lunes 30 establecerá ciertos diálogos planetarios que pondrán especial énfasis en alumbrar las sombras geminianas. Se nos pedirá revisar nuestros hábitos mentales, y nuestras conductas vinculares (sobre todo a nivel intercambio). ¿Realmente nos nutrimos de la diferencia?  ¿O mantenemos en el fondo una actitud cerrada y egoista, convencidxs de que nuestro punto de vista es el único correcto? También nos tocará revisar nuestras creencias, nuestras dudas, y la forma en la que consumimos información (los por qué y los para qué). La impecabilidad en la palabra (siempre indispensable), será aún más necesaria. Como lo será también recordar que todo conocimiento que no sea incorporado por todas nuestras fibras, y por tanto puesto en acción a través de nuestra conducta y necesidad cotidiana, es completamente inútil.

Es momento de aprender a leer entrelíneas también desde la inocencia, la gratitud, la confianza y el asombro. Para que ese aprendizaje y esa lectura, más que con los ojos, se logre con el corazón.

Feliz Luna Llena!

Nota de la autora: Esta publicación pretende funcionar como un acercamiento al conocimiento de la Astrología, brindando al lector y a la lectora apenas una ínfima porción de lo que el vasto y complejo universo Astrológico abarca. Pensar la Astrología en partes aisladas (en este caso, sólo tomar en cuenta la influencia de la luna, olvidando el resto de los planetas), y sin una vinculación directa de sus partes con la carta astral que guarda el sello energético de cada persona, ha de significar un error por tratarse de un abordaje por demás incompleto. La elaborada trama del diálogo entre las esferas celestes, se estudia en conjunto. Y dicho diálogo, a su vez, tiene un impacto particular y específico en cada persona. La intención de esta columna es comenzar a abrir la escucha hacia este lenguaje simbólico, para poder hacer conscientes los tiempos del firmamento; que han de estar estrechamente ligados con nuestro ritmo en la tierra.

 


Más columnas de Gabriela Gaddi

EL MUNDO DE BERISSO © 2021 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web