COLUMNISTAS

Diálogos entre Cielo y Tierra - Gabriela Gaddi

Luna Nueva en Acuario: La hija de las Estrellas

9:43hs
jueves 11 de febrero, 2021
Gabriela Gaddi

Música sugerida para acompañar la lectura: Sigur Rós. Liminal, Sleep 1

Hablemos como sabemos hacerlo: telepáticamente. Podremos escucharnos (¡es cierto!). Esta verdad viene del futuro, pero ya es nuestra hace mucho tiempo. Todas nuestras vidas fueron llegando enlazadas en la gran red, que teje su sueño comunicativo y vincular casi como una ciencia empírica y fuera de las formas. Trazando su propio mapa sin recorrido: porque ya “todo es, y nada es”. Y ante esa nada: lo creativo, que es abismal y es soporte al mismo tiempo, se despliega como la única guía posible.

Nicolás Mastracchio, Azul colgante de la serie «En nuestra Era» 2014 impresión inkjet, 150 x 100 cm

Este jueves 11 de febrero llega la luna nueva en Acuario para parirnos fuera de las fronteras, y recibirnos como lo que somos en verdad: Ciudadanxs del Universo, portadorxs de todas las posibilidades, vinculadxs con todo lo que existe.

Cuando la luna entra en Acuario nuestro campo emocional se prepara para recibir lo diferente. Hace de lo abierto, un refugio. Fluye con lo que se renueva continuamente, escapando de toda cristalización que limite el movimiento al ponerle un nombre (en su esfuerzo por tratar de reconocer lo inédito, por retener lo que no tiene asilo). El don de esta lunación nos permite vincularnos de forma abierta y cristalina, sin tapujos, sin prejuicios, sin atenernos a ningún patrón. Explorando con entusiasmo lo desconocido, lo que no tiene precedentes. Abriendo la posibilidad al uso de nuevos lenguajes y sensaciones, nuevo códigos y formas vinculares. Haciendo familia en cualquier tribu, y casa en cualquier parte. Moviéndonos con la velocidad del rayo, adaptándonos velozmente y con creatividad máxima, sorteando los imprevistos y los cambios repentinos con la flexibilidad y la confianza de quien se sabe hijx de las estrellas (con todo el amparo y el desamparo que eso implica). La cualidad objetiva de éste signo de aire, permite observar los hechos y los vínculos tomando la distancia necesaria como para poder sopesar el devenir de manera clara y libre de sentimentalismos.

Hay algo dentro del abismo

que erige nombres

para disolverlos

antes de ser pronunciados.

Perpetuando lo naciente,

en la instancia previa

a su alumbramiento.

Prolongando eternamente

la creación

en el salto anterior

a todo aliento.

La cópula del Aire, Gabriela Gaddi

Cuando las cualidades de ésta luna están faltas de maduración se presentan dificultades para abrirse al encuentro profundo con unx otrx. Se le teme a la intensidad emocional y, al momento de tener que enfrentarla, la persona tiende a la huída. Existe también un temor a ser abandonadx, y se puede llegar a experimentar frecuentemente una fuerte sensación de angustia (en apariencia infundada), y/o también ataques de pánico. La energía Acuariana cuenta con un caudal abierto y creativo inimaginado, pero esta misma potencia que ha de portar como un don, puede significar demasiado mundo interno para un solo cuerpo. Trabajar con toda esta amplitud interior, desconocida incluso para quien la porta, es una tarea de toda la vida. Ante la constante sensación de abismo e imprevisibilidad, la persona puede llegar a volverse muy rígida, y a pesar de ser muy sociable y a tender a formar parte de diferentes grupos humanos, en su interior puede experimentar una sensación de enorme incomprensión y eterna soledad.

Nicolás Mastracchio, Memorias del Futuro de la serie «Ocaso», 2019, impresión inkjet, 166 x 110.

En esta lunación en particular existe una conjugación de lo inaudito, un sabor a lejanía y un recibirnos a nosotrxs mismxs desde una forma nunca explorada. Probablemente llegue a través de lxs otrxs la posibilidad de encontrarnos en lugares nuevos para observarnos desde ángulos distintos, o la propuesta que nos impulse a un cambio radical llevándonos más allá de nuestros propios bordes. Estamos en el umbral de un nuevo tiempo: nuestro ser interno ya lo sabe, se mueve dando pasos en el futuro. Basta con terminar de abrir la puerta para abrir el curso, sin mirar atrás, y dejar que el nuevo paisaje nos penetre, recibiendo la vida en su única forma posible: la del cambio constante.

¡Feliz Luna Nueva!

Nota de la autora: Esta publicación pretende funcionar como un acercamiento al conocimiento de la Astrología, brindando al lector y a la lectora apenas una ínfima porción de lo que el vasto y complejo universo Astrológico abarca. Pensar la Astrología en partes aisladas (en este caso, sólo tomar en cuenta la influencia de la luna, olvidando el resto de los planetas), y sin una vinculación directa de sus partes con la carta astral que guarda el sello energético de cada persona, ha de significar un error por tratarse de un abordaje por demás incompleto. La elaborada trama del diálogo entre las esferas celestes, se estudia en conjunto. Y dicho diálogo, a su vez, tiene un impacto particular y específico en cada persona. La intención de esta columna es comenzar a abrir la escucha hacia este lenguaje simbólico, para poder hacer conscientes los tiempos del firmamento; que han de estar estrechamente ligados con nuestro ritmo en la tierra. 


Más columnas de Gabriela Gaddi

EL MUNDO DE BERISSO © 2021 - Edición Dígital. Todos los derechos reservados.

Inhouse - Soluciones web